Actualidad | Noticias | 30 NOV 2015

Científicos de UCLA desarrollan un método rápido y seguro para eliminar los contaminantes del agua

El uso de enzimas podría ser la respuesta para proveer agua en zonas del mundo en donde el agua está contaminada
UCLA
Leonard Rome, Meng Wang, Danny Abad, Valerie Kickhoefer y Shaily Mahendra

Un equipo de investigadores del Instituto de California NanoSystems de UCLA ha encontrado una nueva manera de utilizar enzimas para eliminar contaminantes en el agua, un método económico y eficiente en cuanto al uso de energía. Es posible eliminar múltiples contaminantes a la vez, y reduce al mínimo los riesgos para la salud pública y el medio ambiente.

El avance podría ser un paso importante en el esfuerzo por satisfacer la necesidad mundial de agua limpia para beber, la irrigación y el uso recreativo.

Los métodos actuales requieren varios pasos e involucran sustancias químicas que reaccionan al calor, a la luz del sol o la electricidad. Los científicos habían demostrado en el pasado que el agua contaminada se podía limpiar usando enzimas activas de bacterias y hongos de origen natural, que se descompone en componentes contaminantes químicos inofensivos. Pero este método conlleva el riesgo de la liberación de organismos peligrosos en el agua.

La nueva técnica de UCLA, desarrollada por un equipo dirigido por Shaily Mahendra, profesor asociado de UCLA en la rama de ingeniería civil y ambiental, y Leonard Roma, profesor de química biológica y director asociado del CNSI, es una variación de ese método. Los investigadores pusieron enzimas en partículas a nanoescala llamadas "bóvedas", y depositan las partículas diminutas en el agua contaminada.

"Los microbios naturales son la razón por la  que el mundo no está todavía cubierto de excrementos de dinosaurio", dijo Mahendra. "Pero nosotros no tenemos ni el tiempo ni el espacio en nuestro planeta para de dejar lagos y ríos contaminados durante un par de millones de años, mientras la naturaleza hace su trabajo."

Las bóvedas a nanoescala son partículas diminutas (con un diámetro de tan sólo una milmillonésimas parte de un metro) con forma de barriles de cerveza. Mahendra dijo que el nuevo método es eficaz porque las bóvedas protegen las enzimas manteniendo sus moléculas intactas y fuertes cuando se coloca en el agua contaminada.

Se espera que esta técnica se pueda escalar para usarse en ríos y lagos, y que esté en el mercado en un par de años.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información