Actualidad | Noticias | 10 FEB 2016

Claves para ser competitivo frente a las nuevas empresas de base digital

La revolución tecnológica actual implica un entorno mucho más competitivo en el que la clave es la adaptación. La Universidad Politécnica de Cataluña y en la Universidad de Barcelona, alerta de que esa preparación empresarial y adaptación es urgente para alcanzar el éxito.
Jordi Damia

El entorno digital empresarial es ya una realidad. Las empresas y los profesionales se están dando cuenta cómo están apareciendo nuevos modelos de negocio y nuevos tipos de profesionales que rompen los esquemas tradicionales y para los que en muchos casos no están preparados.

El problema viene dado por el nivel de adaptación de la empresa. En la práctica, los equipos de dirección formados por profesionales cuya preparación y evolución profesional se ha realizado en el entorno de procesos y mercado tradicional, pueden ver el escenario como una situación a arreglar incorporando nuevas herramientas informáticas, pero la realidad es un cambio mucho más profundo. Esta adaptación es clave a la hora de alcanzar la excelencia en un entorno cada día más competitivo. Hay muy pocos modelos de negocio que no hayan visto cómo nuevos competidores de nueva creación y con modelos de negocio muy diferentes están compitiendo por los mismos clientes con precios más baratos, más velocidad en la entrega de sus productos e incluso mayor calidad y servicio.

 

Urgencia en la estrategia

En este contexto, tal y como señala el experto, la estrategia debe definirse inmediatamente, “cuando una organización espera a definirla seguramente en el mercado existe ya un competidor que esté aportando una solución diferente en alguno de los procesos de valor diferencial de la empresa”. La clave está en centrarse en los procesos de negocio nucleares (compras, manufacturing, logística, ventas y marketing) sin dejarse los proceso de negocio de soporte (finanzas, IT, Legal, etc.). Una vez hecha esta reflexión, el directivo debe pensar si existen herramientas o formas para mejorarlos a través de los nuevos medios o herramientas digitales que ya existen o que se pueden llegar a desarrollar con la tecnología actual.

Para llevar a cabo esta reflexión, se necesita que los responsables de proceso, acepten que se pueden hacer de forma diferente a la que ellos mismos han desarrollado y esto supone replantearse los diseños tradicionales en la forma de trabajar y asumir que compiten con nuevas soluciones basada en economía colaborativa, en subcontratación de funciones básicas y en que los clientes pueden y quieren acceder a los productos y servicios de formas mas rápida, y barata.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información