Actualidad | Noticias | 04 ABR 2016

Dos hinchas del Barça y Madrid registraron más de 195.000 registros emocionales durante el 'Clásico'

Con el uso de wearables el gol de Cristiano Ronaldo en el minuto 84 evidenció el momento de más intensidad, superando incluso a las reacciones provocadas por el gol de Gerard Piqué
Emociones en el Barça Madrid

Dos hinchas del Barça y del Real Madrid que realizaron en TV3 el experimento ‘Marcador de emociones’ impulsado por OgilvyOne Barcelona y BitBrain durante la retransmisión del “clásico” generaron cada uno más de 195.000 registros emocionales y más de 6 millones de reacciones fisiológicas. Así lo revelan los primeros datos del experimento pionero en el mundo que aplicó la tecnología del neuromarketing a la retransmisión del partido de fútbol que más expectación genera.

Los dos hinchas que protagonizaron el experimento en el programa Efectivament fueron el periodista ‘culé’ Joan Beumala y el ‘merengue’ Siro López. Ambos llevaban puesto tecnología wearable para el experimento:

  • La Diadema de Usenns, un dispositivo que se coloca en la cabeza y permite medir la actividad eléctrica del cerebro. Se obtuvieron 256 mediciones por segundo de cada uno de los participantes a través de sus 14 sensores.
  • El Anillo de Usenns, un dispositivo que se coloca en los dedos y permite medir la actividad electrodérmica y la actividad cardiovascular a una frecuencia de 32 datos por segundo.
  • Las Tobii Glasses 2, unas gafas de eye-tracker de máxima precisión que permiten tomar 100 mediciones por segundo de la posición de la pupila. A partir de esta tecnología es posible reconstruir el visionado exacto del partido por parte de cada participante.

Gracias a este despliegue tecnológico, se obtuvieron más de 6 millones y medio de reacciones fisiológicas por cada uno de los dos participantes durante todo el partido. A partir de estos datos es posible obtener reacciones emocionales y cognitivas muy exhaustivas que, en la mayoría de los casos, se trata de reacciones no conscientes. 

Así transcurrió “emocionalmente” el ‘Clásico’

Un primer análisis realizado por OgilvyOne y BitBraan ha permitido obtener datos sobre la intensidad emocional con la que Joan Beumala (FC Barcelona) y Siro López (Real Madrid) vivieron el partido, el número de impactos emocionales que recibieron y el nivel de atención generada.

Uno de los datos más curiosos del experimento es que tanto Joan Beumala como Siro López generaron más intensidad emocional con los goles en contra a sus respectivos equipos que con los goles a favor. Eso confirma, según la CEO de BitBrian María López “que nos activamos más emocionalmente con los impactos negativos”.

Los goles fueron los momentos de máxima intensidad emocional tanto para los hinchas del Real Madrid como los del Barça siendo el de Cristiano Ronaldo, en el minuto 84, el momento de máxima intensidad emocional del ‘Clásico’ traduciéndose en ‘euforia’ y ‘alegría’ en el hincha del Real Madrid y en ‘frustración’ e ‘indignación’ en el del Barça.

El jugador portugués también fue responsable de otro de los momentos de máxima emoción en el minuto 29 de la primera parte con su lanzamiento de falta. Los niveles de tensión acumulados en esta falta se dispararon especialmente en el aficionado del Barça, así como el impacto positivo al ver que Ronaldo lanzaba la falta por encima del larguero. Estas reacciones superaron incluso la intensidad con la que vivió el gol de Piqué en el minuto 55 de la segunda parte.

Sufrió más el Madrid en el primer tiempo

El aficionado al Madrid no tuvo esa suerte, sufrió especialmente con el disparo de Rakitic en el min 16 que paró Keylor Navas; también con el fuera de juego de Neymar en el minuto 35 y con la volea de Dani Alves en el min 41 por encima del larguero.

El empate se daba ‘emocionalmente’ por bueno

Durante la segunda parte, el gol de Piqué en el minuto 55  se vivió con alta intensidad por Joan Beumala, aunque es en Siro López donde destaca un altísimo impacto en los momentos posteriores al gol, relacionado probablemente con el proceso de racionalización del mismo que les alejaba todavía más del eterno rival.

El empate de Benzemá en el minuto 62 no impactó de forma desproporcionada en el aficionado culé. El gol anulado a Bale en el minuto 80, despertó emocionalmente a los aficionados de ambos equipos, que desde el gol de Benzemá presentaban una tranquilidad inesperada en comparación con el resto de partido.

La expulsión de Ramos en el minuto 82 afecta ligeramente más a los aficionados del Madrid que a los del Barça, pero no tiene un impacto elevado.

Los datos posteriores al gol del empate del Real Madrid revelan que los dos aficionados apuntaban emocionalmente con aceptar este resultado final. Esto explica que el gol de Cristiano Ronaldo en el minuto 84 de partido haya sido el momento de mayor intensidad emocional, especialmente doloroso para el seguidor culé cuyo nivel de ira posterior al gol es incluso superior a la alegría de los madridistas.

Predominio general de las emociones negativas

En líneas generales, las emociones negativas (ira, frustración…) han sido más intensas que las positivas (euforia, alegría...) en los hinchas de ambos equipos y fueron más intensos los sentimientos negativos con los goles en contra que los positivos con los goles a favor.

Tras el experimento, tanto Joan Beumala como Siro López se mostraron entusiasmados por la prueba y aunque la felicidad de uno y otro con el resultado final del partido era obviamente distinta explicaron que se habían sentido “muy cómodos” con los dispositivos que midieron sus momentos de alegría y tristeza.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información