Actualidad | Noticias | 01 SEP 2016

La verdadera filantropía de Facebook, Google y Amazon

Las empresas de tecnología tienden a vender sus productos, no para fines lucrativos, sino como un regalo a la humanidad.
archivo
Mike Elgan

Ya se burlaba la serie Silicon Valley de este impulso que tienen las empresas por "hacer del mundo un lugar mejor". Pero no todo es de color rosa. Para los mayores gigantes tecnológicos, esto supone una máscara filantrópica que busca una deliberada, y obvia, adquisición de clientes.

 

Amazon culturiza el planeta

Según Amazon, mil millones de personas en el mundo no tienen acceso a los libros. Por ello, la empresa se ha comprometido esta semana a donar libros electrónicos Kindle, tabletas e e-Books a los países en desarrollo para hacer de este mundo “un lugar mejor” expandiendo la lectura y promoviendo la educación. La compañía colabora con la ONG Worldreader, que ya ha abierto la veda visitando 61 bibliotecas públicas en Kenya.

Este proyecto demuestra cómo la economía trabaja en favor a Amazon ya que la mayoría de los gastos fueron asumidos por la Fundación Stavros Niarchos y la Fundación de Bill y Melinda Gates que vieron en este proyecto, un acto de bondad humanitaria. Amazon donó suficientes lectores de libros electrónicos Kindle Paperwhite para suministrar 61 bibliotecas, además de libros electrónicos gratuitos y baratos. Esta modesta donación generó unos 500.000 nuevos clientes al estar expuestos a la marca de Amazon en lugar de marcas alternativas.

Lo que es interesante acerca de la asociación de Amazon con Worldreader es que se ha logrado alfabetizar una población entera durante seis años. Worldreader se considera "agnóstico de marcas" y comenzó promoviendo formatos de libros electrónicos de toda clase. Pero de la unión con Amazon, Worldreader ha preferido ayudar educando a niños y adultos a través de la marca del gigante del retail electrónico. Con las generosas donaciones de Amazon está garantizado que los millones de nuevos lectores estén acostumbrados al formato Kindle.

Esta tendencia de “hacer el bien por la humanidad” también está en los planes de Facebook y Google.

 

Hacer del mundo un lugar más conectado

La mayoría de las personas en el mundo no tienen acceso a Internet por lo que tanto Google como Facebook quieren hacer de la India (comenzando por ahí) un lugar mejor trayendo conexión Wi-Fi para sus pueblos y estaciones de tren.

El presidente de RailTel, empresa más extensa de redes ferroviarias en India, desveló al diario Economic Times las intenciones que Facebook tiene de instalar Wi-Fi en un gran número de estaciones, además de impulsar los servicios de datos a los indios que viven en poblaciones cercanas a esas estaciones. Estos planes son congruentes con RailTel, que tiene como misión principal la construcción y funcionamiento de una red TI para el sistema ferroviario indio.

Google, por otro lado, anunció el año pasado la instalación de puntos de acceso Wi-Fi en estaciones ferroviarias indias. Ahora, 1,5 millones de personas tienen acceso al Internet de Google en 19 estaciones. Resulta que, mientras que Google trabaja para cubrir 400 de las estaciones más grandes en la India con Wi-Fi, Facebook cubre estaciones más pequeñas añadiendo además las comunidades colindantes.

La pregunta es ¿por qué estas gigantescas empresas gastan miles de millones en publicidad en los mercados desarrollados y trabajan tan duro para adquirir usuarios remotos o tan pobres? El Foro Económico Mundial afirma que alrededor de cuatro mil millones de personas hoy en día no tienen acceso a internet y mil millones de ellos están India. Eso supera con creces los 3.200 millones que sí que tienen acceso. Pero aquellos que ya están accediendo a Internet, en su mayor parte, probablemente ya utilicen los servicios de Google y Facebook.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg quiere, según unas recientes declaraciones en PopSci, ser "amigo del resto de la humanidad”. Con ese fin, Facebook "trabaja para dar Internet a través de transmisores baratos, drones o láseres a los miles de millones de personas en el planeta que todavía no tienen acceso". Es obvio que quieren que esas personas utilicen sus servicios.

La estrategia de Facebook involucró una web móvil con una aplicación llamada Facebook Free Basics. Si bien esto comenzó como un subsidio, creció como ofreciendo a las empresas una versión reducida de sus servicios, los cuales se alojaban en los servidores de Facebook en lugar de los habituales de Internet. Facebook Free Basics fue gratuito en 38 países, todos los cuales estaban en África, Asia, Oriente Medio y América Latina. En la actualidad, no está claro en cuántos países está todavía disponible.

Mientras tanto, el esquema de la tasa cero de Google, llamada Free Zone (zona libre) parece haber fracasado en hacer del mundo un lugar mejor, aunque no se haya demostrado en su totalidad todavía. Algunos socios de Free Zone se han negado a hacer comentarios, pero otros dijeron que el programa ya se había cesado. Un representante con Safaricom en Kenia incluso dijo que era sólo una promoción de tres meses en 2014 que ya no estaba en funcionamiento. Por lo que se puede dar por muerta la iniciativa Google Free Zone. Sin embargo, Facebook Free Basics y Google Free Zone son formatos pioneros en traer Internet más barato o más rápido a comunidades no conectadas o mal conectadas en todo el mundo.

Esta semana, Google contrató a Tom Moore, cofundador de la empresa de servicios de banda ancha por satélite WildBlue Communications Inc. para encabezar Loon. Loon es una iniciativa llevada a cabo en los laboratorios de investigación Alphabet X de Google para el uso de globos que retransmiten la conectividad a Internet a las poblaciones más remotas.

Por su parte, Facebook ha encargado a la compañía de cohetes SpaceX de Elon Musk lanzar su primer satélite Facebook en órbita, previsto para el 3 de septiembre. El objetivo es permitir a Facebook entregar conectividad a "una gran parte del Oeste, Este y Sur de África", según Zuckerberg.

Tanto Google como Facebook también están trabajando en aviones no tripulados, láseres y otras tecnologías para ofrecer la conexión a todo el mundo.

 

Un mundo mejor para Amazon, Facebook y Google

Microsoft aprendió hace unos años, cuando trató de competir con Google Search utilizando Bing, que cuando se trata de grandes marcas en Internet, la gente escoge tiende a quedarse con el primer producto que utiliza. Por eso, cuando la mayoría de las personas en el planeta empiecen a leer libros electrónicos con un producto específico o usar Internet con un determinado proveedor, los nuevos usuarios llegarán en masa y ahí es donde estarán las grandes empresas como Amazon, Facebook y Google.  Más que un servicio filantrópico, es un plan de negocio futuro.

Por supuesto que estas empresas y sus estrategias de adquisición de clientes pueden hacer del mundo un lugar mejor pero no hay que darle la bendición todavía. Con los miles de millones en ganancias, no la necesitarán.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información