Actualidad | Noticias | 08 MAR 2017

Las mujeres que se gradúen en 2020 pueden ser la primeras en vivir la igualdad de género en el salario

En España, la brecha salarial oculta asciende al 71%, por debajo de la media de los países desarrollados (78%)
mujer trabajadora
Redacción

Accenture ha llevado a cabo un estudio, Getting to Equal 2017, en el que se concluye principalmente que las mujeres de los países desarrollados que se gradúen en la universidad en 2020 podría ser la primera generación en lograr la igualdad de género en su vida profesional.

El estudio, en el que han participado 28.000 personas de 29 países distintos, analiza la situación en la que se encuentra la brecha salarial a nivel global y por geografías, e identifica una serie de catalizadores que pueden ayudar a que el cierre de la brecha se acelere. Para ello es necesario que exista una fluidez digital; una estrategia profesional que aliente a las mujeres a apuntar alto, tomar decisiones basadas en información previa y gestionar sus carreras de manera proactiva; y que la inmersión tecnológica permita contar con los conocimientos de tecnología y las habilidades suficientes a la misma altura que los hombres.

Al combinar estos tres elementos entre sí, la brecha salarial oculta en España -que en la actualidad se sitúa en un 71%- se reduciría a un 31% en 2030 y desaparecería definitivamente en  2042. Esto es, cuando las mujeres que se gradúen en 2020 cuenten con 43 años. Estas cifras situarían a España por encima de la media de los países desarrollados, con un 78% de brecha salarial oculta en la actualidad, que se reduciría al 35% en 2030 y desaparecería completamente en 2044.

En la investigación realizada por Accenture se concluye que, a nivel global, una mujer gana en la actualidad un promedio de 100 dólares por cada 140 dólares que obtiene un hombre. Además, como hay menos mujeres en trabajos remunerados que los hombres -lo que se conoce como "brecha salarial oculta"- aumenta las desigualdades económicas entre hombres y mujeres: por cada 100 dólares que gana una mujer, a nivel global, un hombre obtiene 258 dólares.

“La fuerza laboral del futuro debe ser equitativa. La brecha salarial es una realidad económica y empresarial que debe importarnos a todos, así que todos debemos tomar conciencia de ello y crear oportunidades para corregirla lo más rápidamente posible”, según Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture en España, Portugal e Israel. “Desde Accenture estamos impulsando las carreras STEM a través de mentorización y colaboración con los diferentes agentes públicos y privados, porque creemos sinceramente que el futuro digital debe ser igualitario, tanto en oportunidades como en materia salarial”.

Otros factores que afectan a la mujer

Getting to Equal 2017 también identifica que: las estudiantes de sexo femenino en España son menos propensas que sus homólogos masculinos a elegir un área de estudio que ofrezca un alto potencial de ingresos (13% frente a 21%), tener un mentor a lo largo de su carrera (15% versus 30%) o aspirar a posiciones de liderazgo (22% frente a 39%). Además, las mujeres jóvenes se demoran en adoptar rápidamente nuevas tecnologías (39% versus 54%) y  en realizar cursos de programación  (63% frente a 74%).

"La igualdad de género es un elemento esencial de un lugar de trabajo inclusivo, y esto incluye, evidentemente el salario", ha dicho Pierre Nanterme, CEO  global de Accenture. "Las empresas, los gobiernos y la universidad tienen que desempeñar un papel importante en el cierre de la brecha. La colaboración entre estas organizaciones es clave para proporcionar las oportunidades, entornos y modelos adecuados para liderar el camino del cambio".

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información