Actualidad | Noticias | 23 JUL 2016

Tesla Motors desvela su plan de crecimiento tecnológico

Desde nuevos modelos de automóviles autónomos a nuevas baterías para almacenar energía solar, Elon Musk nos muestra un futuro en el que el medioambiente es claro ganador.
coche tesla

El CEO de Tesla, Elon Musk ha publicado hoy la segunda fase del plan para el futuro de la empresa, que incluye la integración de energía solar en los techos de los coches y el almacenamiento de la energía en batería, aumentar las ventas de automóviles en todos los mercados y fabricar coches autónomos que serán 10 veces más seguros que aquellos conducidos ​​por seres humanos.

Esta nueva fase llega una década después del primer plan ideado por Musk, en el que se decía que la compañía crearía vehículos caros con el fin de financiar futuros vehículos "más asequibles" y para desarrollar la tecnología de energía solar.

"Parte de la razón por la que diseñamos el primer plan maestro era para defendernos de los inevitables ataques a los que se enfrentaría Tesla acusándonos de solo preocuparnos por la fabricación de automóviles para los ricos", escribe Musk en su blog. "El objetivo de todo esto fue, y sigue siendo, la aceleración de la llegada de la energía sostenible, por lo que podemos imaginar un futuro más saludable. […]Necesitamos conseguir una economía sostenible de energía en el futuro o nos quedaremos sin combustibles fósiles resultando en un declive de la civilización".

 

Energía solar que se puede almacenar

El mes pasado, Tesla anunció su interés en comprar las placas solares que vende el líder del mercado americano: SolarCity. Ya que Musk es co-fundador y presidente de SolarCity, y cuyos CEO y CTO, Lundon Rive y Peter Rive respectivamente, son sus primos, esta operación ha resultado realmente sencilla. Juntando la actividad que ha llevado Tesla estos años, produciendo baterías comerciales para almacenar la energía generada de paneles solares en el techo con la tecnología de SolarCity, ambas empresas lograrán crear un sistema hecho específicamente para su uso en automóviles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, se estima que de cara al 2020, la Gigafactoría de Tesla en Reno, Nevada, podrá producir baterías con capacidad de hasta 35 gigawatts (un gigawatt tiene mil millones de vatios), con el objetivo que el automóvil conduzca a un ratio de 1 Kilovatio por hora (kWh) reduciendo el coste de las baterías en casi un 30%. Hoy en día, una batería de Iones de litio es uno de los componentes más caros en los autos Tesla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más vehículos Tesla

Además de los coches de consumo, Tesla planea producir otros tres tipos de vehículos eléctricos: una camioneta de reparto, un tractor con remolque semi-pesado y un autobús de transporte urbano. Musk desveló que tanto el camión y el autobús están en etapas todavía tempranas de su desarrollo, pero ambos podrían ser expuestos al público el año que viene. "Creemos que el Tesla Semi (el camión) reducirá sustancialmente los costes de a la vez que aumenta la seguridad, haciéndolo incluso divertido de conducir", dijo Musk. En cuanto a los autobuses, es probable que sean más pequeños que los utilizados por la mayoría de los sistemas metropolitanos de las ciudades, pero albergará a más pasajeros y el conductor se convertirá en un "administrador de flota". "El tráfico mejoraría debido al mayor espacio para pasajeros y poniendo asientos solo a las entradas. Queremos encontrar la forma de que el vehículo acelere y frene en referencia a los vehículos de su entorno para evitar la inercia que supone un autobús pesado y así aligerar el tráfico”, informaba Musk.

 

Existen controversias

El mes pasado, Tesla estuvo en el ojo de un huracán mediático después de que la empresa desvelara la muerte de un conductor mientras este utilizaba el piloto automático de su Model S. Ese accidente fue precedido por otros dos supuestamente también implicando la función del piloto automático. La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico (NHTSA, por sus siglas en inglés) y la Comisión de Valores y Seguridad están investigando Tesla sobre los incidentes.

A principios de esta semana, Musk tuiteó que Tesla planea hacer mejoras significativas al piloto automático, después de haber hablado seriamente con su proveedor alemán de piezas de automóviles Bosch. Bajo esta nueva estrategia, Tesla espera crear vehículos autónomos que serán 10 veces más seguros que aquellos conducidos manualmente. Los vehículos del futuro incluirían un sistema a prueba de fallos que detecta cualquier problema en el sistema de piloto automático y lo solventa de inmediato para que el coche siga en marcha. "Es importante destacar que el refinamiento y validación del software es lo que llevará mucho más tiempo que la puesta en marcha del hardware (cámaras, radar, sonar y la informática)", informaba Musk.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, Musk admitió que la aprobación reglamentaria de vehículos totalmente autónomos variaría ampliamente en todo el mundo, por lo que la homologación llevaría años y pruebas de hasta seis mil millones de millas conducidas. Actualmente, Tesla prueba sus automóviles una media de casi tres millones de millas al día. Tesla ha hecho hincapié en que su avanzado piloto automático es un programa todavía en beta, y que, utilizado correctamente, ya es más seguro que la conducción manual. "Una vez tengamos el piloto automático terminado, será aproximadamente 10 veces más seguro que la media de los vehículos EE.UU.” decía el CEO.

 

La flota de Tesla para el público directo

Una vez Tesla logre las capacidades completamente autónomas, espera que una parte de toda su flota se dedique a los viajes compartidos, particularmente en las ciudades donde la demanda supera a la oferta de vehículos de propiedad privada. "Como la mayoría de los coches sólo se usan entre 5% y 10% de en una jornada, es de mayor utilidad económica que un coche sea autónomo a que si no lo fuera", bloguea Musk.

Los coches totalmente eléctricos podrían ser llamados por los conductores a través de una aplicación móvil, y una vez recogidos, estos podrán dormir, leer o hacer cualquier otra cosa en el camino a su destino". Los propietarios de los coches también podrían obtener ingresos al permitir que sus vehículos de auto-conducción formen parte de la red Tesla dedicada al coche compartido como Uber con la ventaja de que cuando un usuario termina su actividad con el coche, el simple click en una aplicación móvil devolverá el automóvil a su puerta.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información