Ciberseguridad | Noticias | 21 ENE 2017

'Big data' una oportunidad para mejorar la ciberseguridad

Las herramientas de analítica de 'big data' están en primera línea de defensa para construir modelos que ayuden predecir el comportamiento y los patrones de actuación de los cibercriminales.
big data seguridad
Toñi Herrero Alcántara

No cabe duda que big data ha supuesto un nuevo capítulo en la revolución digital, convirtiendo grandes volúmenes de datos en información de valor. En cualquier caso lo fundamental de esta ingente cantidad de datos es su procesamiento, pues es este lo que los convierte en el activo tangible más valioso y con más potencial para las empresas e instituciones. El tratamiento de toda esa información digital –en la que hay muchos datos corporativos pero también personales de los propios usuarios– requiere de unas grandes medidas de seguridad para mantener la privacidad y seguridad de los mismos.

En el mundo de la seguridad, donde cada vez los ataques se cometen en menos tiempo y surgen amenazas nuevas en cuestión de segundos, es imprescindible contar con herramientas potentes que ayuden a gestionar y analizar toda esa información nueva para detectar posibles ataques en tiempo real.  "En general, lo que nos debe preocupar del big data es la cantidad de información que se genera y almacena y, en muchas ocasiones, de carácter crítico. Si cuidamos la seguridad de la información que almacenamos en nuestra empresa, debemos ser aún más cuidadosos y estrictos con el gran volumen de datos que se aloja en un entorno big data. No hay que olvidar que ese volumen ingente de datos dispersos, una vez procesado, tiene gran valor… lo que puede hacer que se produzcan fugas de datos o robos de información empleado distintas técnicas. En lo que se refiere a la protección del dato en sí mismo, una buena solución de cifrado puede dar respuesta a esta situación", comenta Álvaro Roldán, responsable de Canal y Alianzas de Trend Micro Iberia, que remarca que la necesidad de tener en cuenta la naturaleza de los datos donde por cuestiones de privacidad o propiedad intelectual sea especialmente crítico el uso que se hace de la información.

Pero el big data también tiene otra aproximación al entorno de la seguridad, en concreto de la ciberseguridad, un área en constante cambio. Según señala IDC en su informe ‘Big Data y Analítica Predictiva: Sobre la Línea de la Ciberseguridad’, elaborado en 2015 para SAS, el número de ataques continúa aumentando, los tipos de actores de amenazas han aumentado, y las vías de ataque han crecido y se han diversificado en  sofisticadas amenazas persistentes, ataques internos, fraude y delitos informáticos. Las soluciones de seguridad tradicionales no son suficientes para hacer frente a este nuevo concepto de amenaza y nuevo panorama de ataques.

 

Lea el artículo completo gratis en nuestra revista digital haciendo click aquí 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información