StartUp | Noticias | 15 JUL 2016

Boeing emplea gafas de realidad aumentada para guiar a operarios

La empresa aeroespacial tiene un programa piloto para señalar y guiar a sus operarios en la zona de montaje de las aeronaves y todo lo que tiene que ver con su complejo cableado.
Boeing

Cada una de las naves de la empresa Boeing, el primer fabricante aeroespacial mundial por facturación, cuenta con millones de cables y conexiones. La gestión y el montaje de estos cables ha traído más de un quebradero de cabeza a la empresa, ya que en muchos casos los operarios deben guiarse por portátiles para poder hacer las conexiones correctas, teniendo que consultar la pantalla, volver hasta el set de cables, consultar otra vez cual es el correcto en el portátil, y así en un largo proceso que requiere gran atención.

La necesidad de utilizar algún tipo de dispositivo manos libres que guiase a los trabajadores era inmediata; por ello, ya en el pasado Boeing había experimentado con dispositivos de realidad aumentada, pero siempre con malos resultados: o la tecnología no existía, o no era económicamente viable adquirir uno para cada uno de los empleados que la iban a requerir… hasta que finalmente dieron con las gafas Google Glass.

“Estamos en una era en la que el hardware no es un impedimento al fin”, ha explicado Jason DeStories, un ingeniero de I+D de la empresa APX Labs. Inspirándose en las gafas de Google, este laboratorio ha desarrollado la respuesta a los problemas de Boeing en unas gafas de realidad aumentada propias.

“El gran reto era acoplar toda la información técnica en tiempo real al operario, y de manera sencilla”, señala DeStories. Además, la seguridad también suponía un obstáculo.

Por ello, el proyecto (apodado Juggernaut) ha decidido contar con la plataforma Skyligth, de la empresa APX Labs, con la que ya ha realizado numerosas pruebas de seguridad que garantizan una conexión libre de peligros entra las gafas y la información.

Para hacer logging, por ejemplo, es necesario hacer una autentificación con el ordenador al que van a estar conectadas las gafas mediante un código QR. Después de esta confirmación, la operadora puede utilizar otro código QR para descargar todas las notificaciones nuevas y el estado del equipo. La aplicación Skylight puede procesar gestos así como órdenes de voz del tipo “Skyligiht, muéstrame cual es el cable R14”, por ejemplo. Además, cuenta con la ventaja de poder adaptarse fácilmente al legacy de Boeing. Durante el programa piloto de las gafas, la empresa Boeing ha declarado que ha visto una reducción del 25% en el tiempo de montaje, así como en el número de errores.

La única área que falta por cubrir, antes de hacer un lanzamiento oficial, es la seguridad, que no está todavía cubierta al 100%; aun así, la respuesta de la empresa es completamente positiva respecto al proyecto Juggernaut, que lleva ya cinco años en el horno.

“Se trata de un momento clave: si construyes 5.000 aviones al mes por contrato, y necesitas acortar el tiempo de producción, no construyes fábricas nuevas, sino que eliminas ineficiencias del proceso, es lo que hacen los wearables”, explica DeStories. Boeing ya ha señalado que el uso de gafas de esta tecnología no se detendrá solo en el montaje de cables; de hecho, la empresa aeroespacial ya está investigando como podrían incorporar esta tecnología a la Estación Espacial Internacional de la NASA.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información