StartUp | Noticias | 09 DIC 2016

IoT protege el suministro de alimentos en EE.UU.

Lineage Logistics utiliza sensores de temperatura y vibración IoT para proteger miles de millones de kilos de alimentos almacenados y reducir los costes de energía.
Alimentos
Michelle Davidson

Lineage Logistics, es una empresa de procesamiento, almacenamiento y distribución de alimentos, que controla del 20 al 25% de la cadena de alimentos fríos de terceros de Estados Unidos, entre 9.000 y 13.000 kilos de alimentos y de 3.000 a 5.000 clientes, de los que cerca de 100 son el grueso del volumen.

Los productores de alimentos utilizan los almacenes de Lineage para procesar y/o almacenar sus productos.

Uso de sensores IoT para proteger los alimentos

Para garantizar que los almacenes se mantengan a las temperaturas correctas y que los sistemas de refrigeración no fallen, Lineage utiliza sensores de temperatura y vibración de la firma Monnit.

Los sensores de temperatura garantizan que todas las partes del almacén permanezcan a la temperatura deseada. Por ejemplo, los sensores ayudan a Lineage a detectar variaciones de temperatura dentro de sus almacenes.

Los sensores de temperatura también permiten a Lineage manejar las zonas de enfriamiento ya que los enfriadores tienen un ajuste de temperatura, mientras que los congeladores tienen otro. Gestionando correctamente cada zona ayuda a prevenir que los refrigeradores alcancen demasiado frío y congelen los productos.

Los sensores de vibración, miden la magnitud de la vibración y el recuento de estas, lo que ayuda a detectar y prevenir problemas en el sistema de refrigeración.

Los sensores de recuento de vibraciones están en los compresores de refrigeración. Si un cojinete en un compresor comienza a salir, el compresor vibrará. Tener sensores en ellos, permite resolver el problema antes de que el compresor se rompa, lo que evita los altos costes de reparación.

Los sensores que necesitaba la empresa debían ser baratos, para poder usar muchos y obtener la mejor visión de lo que está sucediendo en los almacenes; alimentación por pilas para que se puedan poner en cualquier lugar y con baterías duraderas.

Lineage utiliza aproximadamente 1.500 sensores inalámbricos de pilas AA de Monnit y buscan expandirlo a muchos otros edificios en un futuro próximo. Un sensor se coloca cada pocos metros para crear una matriz y generar mapas de temperatura en vivo. Los sensores recopilan datos y los envían al sistema de Monnit en la nube que envía a AWS ,donde se procesan, y vuelven a Lineage para que cree los mapas de temperatura.

El proceso es automático. Cuando los sensores informan, los datos y mapas se actualizan actualizan en pantallas para que los responsables puedan ver la condición térmica del edificio.

Sensores de temperatura para reducir los costes de energía

Cuesta cientos de miles de dólares refrigerar un almacén. La factura de energía para la instalación más grande de Lineage, durante los meses pico, es de 450,000 dólares. El uso de energía durante ese tiempo es de unos 9,5 megavatios, el equivalente a una ciudad pequeña.

El coste sería más alto si no contará con un proceso que le permite comprar energía cuando es más barata y cuando es más cara, apagar la refrigeración, gracias a el sistema utilizado y la estructura, solo variará medio grado la temperatura. Esto no se podría hacer sin los sensores.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información