Tecnología | Noticias | 13 MAR 2016

La fábrica digital: el avance hacia una producción más sostenible

Los avances en los procesos de industrialización han cambiado nuestras vidas. Desde la diversificación de las economías agrarias a la producción de bienes y servicios, el desarrollo de la tecnología ha aumentado la productividad y la calidad de vida tanto en los países desarrollados como en los emergentes.
La fábrica del futuro

La última ola de innovación industrial de la que hemos sido testigos se ha denominado la 4ª revolución industrial, y su objetivo principal es establecer una conectividad constante entre todos los recursos involucrados en la producción y entrega de los productos.

La fábrica digital, forma en la que se denomina a las manufacturas en este nuevo sistema, sirve para visualizar de forma virtual y colaborativa los datos de la fábrica física para realizar una mejor toma de decisiones que fomente, por ejemplo, la reducción del consumo de recursos, energía y tiempo durante la fabricación.

 

Creación de un valor mundial

La revolución digital ya está presente en la industria y sus beneficios se extenderán pronto a los 7 billones de habitantes del planeta. Este nuevo concepto de fabricación ayudará tanto a reducir el impacto ambiental como a proporcionar una mejor calidad de vida a la población.

Dassault Systémes participa en todo el mundo a través de más de 50 programas de apoyo a la transformación digital para que las empresas mejoren sus procesos de fabricación, para hacerlos no sólo más rápidos sino también más sostenibles.  En este sentido, durante los últimos 40 años las empresas industriales se han visto únicamente como fuente de ingresos, lo que ha provocado que tanto su tejido social como los intentos de reducción de costes se hayan visto afectados Al adoptar una visión más sostenible a largo plazo, y que no se limite a los muros de la fábrica, la transformación del sector industrial se afronta de forma más eficiente y unánime.

Trabajando juntos, la riqueza generada responderá a las necesidades de todos los habitantes del planeta. Para que esto se logre, se han de producir los productos adecuados en cada región, al precio justo, con la calidad adecuada de recursos y en las cantidades apropiadas. La elaboración de estos productos de un modo más sostenible mantendría la economía de cada región. Por ello, para cada país y para cada empresa, el factor clave del éxito será la capacidad de adaptarse rápidamente a los cambios de la demanda.

 

La fabricación como servicio

La digitalización permite que los procesos industriales estén fácilmente conectados, que se adapten y que se dinamicen para responder rápidamente a los cambios en las condiciones del mercado, lo que se conoce como  fabricación como servicio o MaaS (Manufacturing as a service).

Hoy día las empresas industriales pueden permanecer conectadas con sus clientes, proporcionándoles valor durante todo el ciclo de  vida del producto (entrega, soporte, reparaciones, etc.). El enfoque de la fabricación como servicio permite más personalización,  ya que posibilita colaboraciones en las que se añade, se analiza y se configuran de forma más automática los análisis.   

 

Los empleos del futuro

La implementación del enfoque de la fábrica digital convierte de nuevo al ser humano en el actor fundamental. Sus funciones cognitivas no tienen límites y con este nuevo modelo de fabricación se pueden concentrar en la innovación. La fábrica digital permite que ciertos puestos se liberen de tareas repetitivas gracias a la digitalización, que creará, a su vez, una generación nueva tanto de trabajadores como de consumidores.

Además de las infraestructuras digitales genéricas como las líneas de internet de alta velocidad, las empresas industriales deben invertir en otras tecnologías de fabricación digital. De esta manera se posibilita el desarrollo de una fabricación más sostenible, con el uso eficiente de los recursos necesarios a lo largo del ciclo de vida de un producto y la optimización de las labores de los trabajadores.

Al igual que todos los cambios, la implantación de las nuevas fábricas conectadas también llevará un tiempo. Sin embargo, ya existe en el sector la determinación para invertir en este futuro ya que la fábrica digital tiene potencial para ofrecer un crecimiento sin precedentes de la riqueza de nuestro planeta.

El autor de este artículo es Nicolas Loupy, director general de Dassault Systèmes en España y Portugal

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información