Tecnología | Noticias | 13 JUL 2016

Las bases de datos se democratizan

Una nueva herramienta desarrollada por investigadores del MIT permitirá a cualquier usuario de hojas de cálculo construir interfaces de bases de datos personalizadas.
Database
Irene Muñoz

Cuando una organización necesita una nueva base de datos, por lo general contrata a un profesional para que construya o compre un producto acorde a su sector industrial. Normalmente, la compañía ya posee toda la información que quiere integrar en su base de datos, pero escribir en lenguaje de consulta estructurada (SQL, por sus siglas en inglés) u otro lenguaje de programación para extraer datos de diferentes fuentes y filtrarlos, ordenarlos, manipularlos y mostrarlos en un formato sencillo de leer requiere unos conocimientos que pocas organizaciones tienen.

Un nuevo software desarrollado por investigadores del MIT y por su laboratorio de Inteligencia Artificial va a facilitar en gran medida la utilización de las bases de datos a las personas que trabajan con ellas. La pantalla principal de la herramienta se parece a una hoja de cálculo y permite crear consultas e informes de bases de datos mediante la combinación de funciones que le resultarán familiares a cualquier usuario de este tipo de documento.

Los menús desplegables permiten incluir los datos en la herramienta desde múltiples fuentes. Los usuarios pueden filtrarlos y ordenarlos, recombinarlos usando funciones algebraicas y ocultar las columnas y filas que sean innecesarias; la herramienta generará automáticamente las consultas de bases de datos correspondientes.

Los investigadores también han llevado a cabo un estudio de usabilidad y han concluido que esta base de datos podría ser más fácil de utilizar que los sistemas de bases de datos comerciales. “Las organizaciones gastan alrededor de 35 billones de dólares al año en bases de datos relacionales”, afirma Eirik Bakke, el graduado en Ingeniería Electrónica por el MIT que dirigió el desarrollo de la nueva herramienta. “Proporcionan el software para almacenar los datos y hacer un cálculo eficiente de estos, pero no ofrecen una interfaz de usuario. Inevitablemente termina ocurriendo lo que pasa cuando tienes algo extremadamente específico de la industria; tienes que contratar a un programador que pasa alrededor de un año construyendo una interfaz de usuario para tu dominio particular”.  

El menú principal de la herramienta de Bakke tiene 17 entradas; algunas de ellas, como “ocultar”, “filtrar” o “eliminar”, resultarán familiares a los usuarios de hojas de cálculo. Estas funciones, aparentemente simples, son suficientes para crear cualquier consulta en una base de datos en SQL-92, la versión de SQL que se enseña en la mayoría de clases de base de datos. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información