Tecnología | Noticias | 13 ABR 2016

Microsoft apoya el pacto Privacy Shield entre EE.UU. y Europa

Según filtraciones recientes, algunos organismos reguladores de privacidad europeos consideran inadecuado este pacto Privacy Shield, sucesor de Safe Harbor.
pantallas privacidad
Peter Sayer

 Microsoft apoya el pacto Privacy Shield entre Estados Unidos y la Unión Europa que intenta salvaguardar la privacidad de los ciudadanos europeos cuando su información personal sea exportada a los Estados Unidos para ser procesada. Un documento filtrado recientemente sugiere que este acuerdo no cuenta con el respaldo de las autoridades europeas encargadas de la protección de datos, que deben reunirse para acabar de posicionarse sobre el tema.Por su parte, Microsoft buscará la aprobación para llevar a cabo la transferencia de datos en el marco del acuerdo, según aseguró John Frank, vicepresidente de la compañía para asuntos gubernamentales de la Unión Europea. Frank prometió que Microsoft responderá de forma individual a las quejas sobre privacidad en un periodo 45 días y cumplirá con las recomendaciones de las autoridades nacionales de protección de datos en caso de litigio.

Sin embargo, al acuerdo aún le queda mucho camino por recorrer y las autoridades, tanto americanas como europeas, tienen mucho trabajo por delante. “Se necesitarán muchas medidas adicionales una vez se haya adoptado el Privacy Shield, desde legislación interna adicional para la modernización de tratados de asistencia legal mutua hasta nuevos y definitivos acuerdos multilaterales y bilaterales”, comentó Frank.

Reemplazo de Safe Harbor

Microsoft ha presentado su veredicto sobre la transferencia transatlántica de datos justo dos día antes de que las autoridades de protección de datos de la Unión Europea tengan que tomar su propia decisión. El Privacy Shield se negoció para reemplazar el acuerdo de Safe Harbor al que se había llegado en julio de 2000, ya que las los tribunales de justicia de la Unión Europea lo habían declarado, en octubre pasado, incompatible con las leyes de privacidad de la propia UE. Estas leyes requieren que la información personal de los ciudadanos de la UE sólo puede ser procesada en países donde el nivel de protección de datos sea igual al de la UE. Propósito que, según el tribunal, no cumplía el acuerdo de Safe Harbor.

Cuando los funcionarios de la Comisión Europea dieron a conocer en febrero los detalles del nuevo acuerdo con EE.UU. aseguraron que el Privacy Shield daba respuesta a las críticas que los tribunales habían hecho al acuerdo de Safe Harbor. También publicaron un proyecto de adecuación, el instrumento legal requerido para que el Privacy Shield entrara en la lista de mecanismos de transferencia de datos aceptados en la Directiva de Protección de datos de la UE de 1995.En el proyecto, la Comisión asegura que el acuerdo tiene el apoyo del Article 29 Working Party (WP29), que reúne a las autoridades nacionales de protección de datos europeas.

Aunque dicho grupo no se ha pronunciado todavía, sí que están llevando a cabo su propio análisis del Privacy Shield desde febrero y está previsto que den a conocer su posición en los próximos días.

Alemania, en contra

Las autoridades alemanas de protección de datos están en contra del Privacy Shield, según unos documentos que se publicaron accidentalmente en su página web. El documento, publicado por el abogado Carlo Piltz en su blog, pide al grupo de trabajo que rechace el Privacy Shield por ser incompatible con la legislación europea.

En síntesis, el documento alemán explica  al grupo de trabajo que: “Hasta que se resuelvan algunos problemas, el WP29 considera que no está en posición de llegar a una conclusión sobre el proyecto de adecuación. Hacemos hincapié en que algunas de las aclaraciones y preocupaciones- en particular las relacionadas con la seguridad nacional- podrían influir en la viabilidad de otras herramientas de transferencia”. E incluso añaden que el WP29 no está en condiciones de confirmar que el Privacy Shield cumpla con un nivel de protección de datos equivalente al de la UE tal como sugiere el informe de viabilidad.

La delegación alemana quiere que la Comisión Europea retire cualquier referencia al grupo de trabajo, y a que éstos quieran seguir adelante sin tener en cuenta las críticas de las Cortes de Justicia Europea, según el documento descargado por Piltz. Las autoridades alemanas ya han retirado las copias del documento de sus sitios web.

El contenido de la filtración no sorprendió a Aaron Tantleff, abogado especializado en propiedad intelectual en Foley & Lardner. “El propósito del Privacy Shield era asegurarse de que hubiera un mecanismo que garantizara un nivel de protección de datos en EE.UU. equivalente al de la UE. Teniendo en cuenta el borrador del acuerdo marco del Privacy Shield, queda claro que estos requisitos no se cumplen”, aseguró.

Las autoridades de protección de datos aún no han dicho la última palabra sobre el Privacy Shield. Su opinión es sólo una recomendación y existen otros organismos que aún tienen que dar su veredicto, incluyendo el Parlamento Europeo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información