Actualidad | Noticias | 20 ABR 2020

Iluminación y climatización los factores más importantes para teletrabajar

Tags: IoT
Para un clima óptimo en la oficina de casa también se recomienda aumentar la ventilación básica durante nuestra presencia

Para evitar la propagación de la COVID-19, muchas empresas se aseguran de que sus empleados puedan trabajar desde sus casas. En estas circunstancias, facilitar el teletrabajo es muy importante para poder continuar dando servicio a los clientes.

Loxone, fabricante de soluciones completas para automatizar edificios y viviendas, explica cómo, con tecnología inteligente como la suya, se puede organizar de manera óptima el lugar de trabajo dentro de una vivienda. Según explican los expertos de la firma, hay dos elementos claves para obtener más productividad y bienestar: iluminación y climatización.

Los lugares o espacios de trabajo deben tener suficiente brillo y buenas condiciones de iluminación. Las grandes ventanas o estancias con luz natural son recomendables. Por lo general, combinamos luz natural y luz artificial para proporcionar una iluminación adecuada en la oficina en casa. Los expertos recomiendan una iluminación de al menos 500 Lux para trabajar en la oficina (medido a la altura de la mesa, aunque puede variar según la actividad).

Control de luz constante: gracias a los sensores de luminosidad integrados en los detectores de movimiento, se puede medir la cantidad de luz y así encender o atenuar la luz artificial en caso de que esté demasiado oscura. En términos técnicos, esto se llama control de luz constante. Esto se puede configurar fácilmente en el Loxone Config, el software que permite automatizar una casa o un edificio inteligente.

Iluminación circadiana: es la luz artificial basada en la luz natural del sol y que influye en el biorritmo humano. Las luminarias cambian la temperatura de color durante el día y pueden, por ejemplo, imitar el amanecer de la mañana con luz rojiza y durante el día con una mayor proporción de azul. Esto promueve la atención y la concentración y previene la fatiga.

Temperatura de color: las luminarias que pueden cambiar la temperatura de color son muy caras y apenas se utilizan en oficinas y hogares. Con los focos LED Spot RGBW de Loxone o el plafón LED RGBW de techo, se pueden crear efectos similares mezclando luz blanca cálida y luz de color sin aumentar el coste de la iluminación. Además, sus aplicaciones ofrecen su propio espectro de luz diurna, con el que se puede elegir el color de la luz, desde el azul hasta el amarillo/rojizo de la luz diurna y definir las secuencias de colores.

El clima interior tiene un gran impacto en nuestro bienestar y rendimiento. Se recomienda una temperatura ambiente de 19 a 25 °C para el trabajo sedentario con poco esfuerzo físico. La humedad relativa en el lugar de trabajo debe ser del 40 al 70 por ciento. El control de clima Loxone aprende y sabe cuándo dar la orden al sistema de calefacción para que se alcance la temperatura ambiente en el momento deseado. Solo tienes que indicar una vez el valor deseado de la temperatura en la oficina de casa y queda almacenado.

Suministro de aire fresco: contribuye significativamente al clima interior de la sala. Si el contenido de dióxido de carbono (CO2) en el lugar de trabajo es demasiado alto (>1000 ppm), pueden aparecer síntomas como cansancio, dolor de cabeza y una disminución de la concentración. Según el estándar de la UE, un contenido de CO2 inferior a 800 representa una alta calidad de aire interior. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios