Actualidad | Noticias | 09 FEB 2018

Starman rumbo a Marte

La puesta de un coche Tesla en el espacio también ha representado una oportunidad publicitaria

El pasado martes 6 de febrero SpaceX capturó la atención del planeta al completo. Ha enviado al espacio el cohete más potente que los humanos hayan construido y puesto en órbita, su nombre Falcon 9 (en honor a la nave de Han Solo en Star Wars). 

Esta ha sido la última de las pruebas de la compañía espacial de Elon Musk que se plantea mucho más que un viaje orbital, y persigue el sueño para hacer de Marte un destino más habitual.

Normalmente un cohete lleva carga al espacio, tanto como encargo como para probar su potencia, y por supuesto para cumplir con los requerimientos técnicos. Una de las principales cargas elegidas ha sido un coche Tesla, el cual tendrá su propia órbita al rededor del sol, a una distancia considerable entre la Tierra y el Planeta Rojo, una vez pasado el cinturón de asteroides.

El ocupante del coche es un maniquí bautizado Starman, un doble juego pues en la radio del coche puede escucharse la canción de David Bowie con el mismo nombre.

El coche lleva una placa que dice "Hecho en la Tierra por humanos", la esperanza de que una civilización alienígena lo encuetre e intente descifrar todos los pequeños detalles incluidos es uno de los caprichos de los ingenieros de SpaceX.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios