Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

Ventilación inteligente para una reapertura al público segura de instalaciones

Con la ayuda de sensores de dióxido de carbono (CO2) la automatización inteligente de edificios monitoriza permanentemente la calidad del aire

espacio comercial

Las restricciones impuestas por la pandemia ha sido un duro golpe para un sector que depende del público como pocos: la organización de eventos. Congresos, ferias comerciales, exposiciones, celebraciones empresariales… Todas se han cancelado, y las empresas y agencias que organizan estos eventos han sufrido grandes pérdidas al no poder prestar servicios. En circunstancias tan adversas, algunas apuestan por la innovación y la tecnología puntera para poder hacer frente a los desafíos que impone la COVID-19 y volver a la actividad con total seguridad.

En Alemania, un país en el que la industria de los eventos mueve 130 mil millones de euros anuales y emplea a un millón de trabajadores, uno de sus edificios más emblemáticos, el Motorwerk, ha encontrado la solución para reabrir y garantizar la seguridad de sus instalaciones con un aforo de 300 personas: la ventilación inteligente. Detrás de este proyecto está la empresa SmartFlix, que garantiza la mejor calidad del aire a través de la interacción de ventiladores de alto rendimiento, y la automatización inteligente de edificios de Loxone.

Meritxell Esquius, Responsable de Marketing y Comunicación de Loxone, indica que "en algunos edificios, especialmente algunos emblemáticos o públicos, desean soluciones que no dependan de la conexión a Internet, por lo que el sistema Loxone puede darles también esta solución no conectada, almacenando la información necesaria en el miniserver".

Con este sistema de ventilación, la sala de 16.500 metros cúbicos recibe aire fresco mediante ventiladores de alto rendimiento controlados por el Miniserver de Loxone. Gracias a los sensores de dióxido de carbono (CO2), la automatización inteligente de edificios monitoriza permanentemente la calidad del aire, de modo que hasta 300 personas pueden permanecer en la sala en condiciones óptimas de aire, con aprobación oficial. Por supuesto, se requiere el cumplimiento de las normas de higiene. 

La ventilación y renovación del aire depende de la cantidad de CO2, así como de la temperatura y humedad. "Todos estos datos se conocen a través de sensores Modbus, los cuales aportan la información al sistema y ante unos límites preestablecidos, el sistema de ventilación se activa de forma automática, así como activar alertas ante incidencias", añade Esquius.

Reducción significativa del riesgo de contagio
El control inteligente de este sistema de ventilación de última generación reduce significativamente el riesgo de contagio por coronavirus y aumenta notablemente la calidad del aire sin causar ruido. Si es necesario, los ventiladores de alto rendimiento pueden reemplazar completamente todo el aire del pasillo en 30 minutos. El Miniserver de Loxone decide cómo y cuándo se utilizan los ventiladores basándose en una lógica previamente definida.

El Motorwerk es conocido como un lugar de eventos mucho más allá de las fronteras de Berlín. Con las estrictas condiciones y requisitos actuales, inicialmente los eventos se realizaron combinando la teleasistencia con pocos visitantes presenciales. Para poder recibir a más invitados en condiciones óptimas, el Motorwerk garantiza el funcionamiento de la ventilación dependiente de CO2. Así que acudieron a expertos en automatización para una solución fácil de implementar y mantener, abierta a diferentes sistemas de fabricantes y flexible. 



Últimas Noticias

ahorro dinero Finanzas