Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

Cuatro claves para mejorar la protección de datos

Para encontrar el equilibrio entre seguridad y agilidad, hay que entender la protección de los datos como un proceso de negocio fundamenta

Las preocupaciones por la privacidad de los datos dentro y fuera de las organizaciones son cada vez mayores. Hoy, 28 de enero, se celebra el Día Europeo de la Protección de Datos, también conocido fuera del continente como Día de la Privacidad de los Datos, que busca impulsar, entre la ciudadanía y las empresas, el conocimiento de los derechos y responsabilidades en materia de protección de datos. En este contexto, Cloudera expone algunas claves sobre la gestión de la privacidad de los datos a las que las compañías deberán prestar especial atención:

1. Clasificación de los datos, pilar fundamental. El principal reto de la privacidad consiste en saber qué datos proteger y con qué intensidad. La cantidad de información que llega a las empresas está creciendo en los últimos tiempos con la proliferación del 5G y el aumento de las conferencias virtuales. Entender el impacto de la sensibilidad o la privacidad de los datos correctamente va a ser crucial. Si bien, cada empresa procesa y clasifica los datos según sus necesidades y regulaciones, hacen falta controles y políticas de seguridad relacionados con dichas clasificaciones, que contribuyan a que las compañías se protejan mejor frente a posibles amenazas y vulnerabilidades.

2. El gobierno del dato de manera proactiva. Hay dos tipos de estrategias en cuanto a la gestión de los datos: la reactiva y la proactiva. La primera se limita a reaccionar prácticamente, de manera retrospectiva, ante el cumplimiento de los cambios en las regulaciones, mientras que las compañías que apuestan por la segunda gestionan de manera activa sus datos y emplean la información de forma estratégica. En la situación actual, en la que gestionamos una cantidad desmesurada de datos a diario y escenarios impredecibles hasta hace poco, la proactividad se antoja necesaria. Anticiparse y trabajar bien el dato en el momento que llega a la organización, es fundamental para proteger la información. Y no se trata de un problema técnico, sino de una decisión organizacional.

3. La relación entre la nube híbrida y la privacidad. Muchas empresas ya no están en la oficina y tienen su entorno de red cuidadosamente controlado. El acceso remoto y el uso de la VPN son cada vez más habituales. La información ya no está en la red de la empresa, sino que también la podemos almacenar en nuestros ordenadores personales o en otros dispositivos, que son mucho menos controlables. El futuro pasa por espacios aislados de gobierno para garantizar la privacidad y la seguridad de los datos.

4. La Privacy by Design. Las empresas están obligadas a garantizar que los datos personales estén expuestos de la manera correcta a las personas adecuadas. Un buen gobierno va a permitir la apertura de más datos a más usuarios. Privacy by Design es un marco que busca integrar de manera proactiva la privacidad en las especificaciones de diseño de las tecnologías de la información, infraestructuras en red y prácticas comerciales. Incorpora una serie de principios fundamentales diseñados para evitar que se produzcan infracciones de privacidad y violaciones de datos, desde el principio.

“La privacidad, o más genéricamente el gobierno, debe convertirse en una función proactiva y estratégica. Para encontrar el equilibrio entre seguridad y agilidad, hay que entender la protección de los datos como un proceso de negocio fundamental al igual que ocurre con el marketing y las ventas, la contabilidad o el servicio al cliente” asegura Wim Stoop, CDP Customer y Product Director de Cloudera.



Últimas Noticias