Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

La automatización de la seguridad crece, pero falta inteligencia de datos en los procesos

Un estudio de ThreatQuotient pone de relieve que cada vez más empresas apuestan por la automatización de los procesos de seguridad pero encuentran problemas a la hora de resolver escenarios complejos.

Automatización

La automatización de los procesos de ciberseguridad continúa cogiendo peso en las empresas. Esa es una de las principales conclusiones del informe Estado de la Automatización en Ciberseguridad, elaborado por ThreatQuotient a través de entrevistas a directivos de compañías en Reino Unido. Un mercado, según ha declarado Eutimio Fernández, country manager de la compañía en España, más maduro y con mayor volumen de negocio que el local. “Al país todavía le queda poco más de un año para encontrarse en la misma situación”, ha dicho.

Así, el 77% de los encuestados reconoce que la automatización es importante para los profesionales de seguridad, ya que el uso de las nuevas tecnologías requiere de mucho trabajo manual y puede liberar cargas de trabajo. Hasta el 95% de las compañías ya había experimentado este paradigma. Y, de éstas, el 40% automatiza entre el 41 y el 100% de sus procesos.

Entre los principales desafíos, se encuentran la tecnología, la falta de conocimiento y de confianza de los resultados y la carencia de presupuestos. Por ello, ha explicado el directivo, el 31% solo automatiza tareas básicas.

 

Inteligencia basada en datos, la clave de este escenario

La gran mayoría de las empresas está encontrando problemas a la hora de automatizar sus procesos. “Hay cierta falta de confianza en que se puedan automatizar tareas más complejas”, ha aseverado Fernández. Para cambiar esta estadística, el experto cree que “la clave de la automatización es basar los procesos en inteligencia de datos”. En la contextualización y la probatura con distintos casos de uso. “Es necesario estudiar qué es relevante y prioritario y cómo cada organización tiene definidos sus procesos”.

Por último, el estudio arroja que los sectores que más hacen gala de estas herramientas son los de banca y retail, mientras que las infraestructuras críticas son las menos avezadas. Esto es debido a que proceden de un mundo industrial y con más procesos manuales.

Últimas Noticias