Logo Computerworld University

El lenguaje de la tecnología

Escudo Computerworld University

Certificaciones profesionales de tecnología en el Centro de Tecnologías Avanzadas de Zaragoza

Entrevista a Andrés Arribas Garzón, director del Centro de Tecnologías Avanzadas de Zaragoza

 

Modelo de éxito de la formación y certificación de tecnología

 

El Centro de Tecnologías Avanzadas de Zaragoza (CTA) es una unidad que depende del Instituto Aragonés de Empleo, integrado en la Consejería de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón. Se fundó en el año 2003 con el fin de mejorar la empleabilidad de la ciudadanía en la región, con un modelo experimental del que derivó un enfoque muy exitoso apoyado en el uso de las certificaciones profesionales internacionales que ponen en el mercado los principales fabricantes de tecnología.

Andrés Arribas Garzón, director del Centro de Tecnologías Avanzadas de Zaragoza, explica que la estrategia y diseño de las acciones formativas se basan en las necesidades del tejido empresarial de la región, algo que comparten todos los colaboradores de la institución. Actualmente en CTA distribuidas en dos grandes áreas, las certificaciones profesionales de tecnología con los principales fabricantes líderes mundiales, y formación audiovisual con actividades como radio, televisión, fotografía y sonido.

Específicamente en cuanto a las certificaciones profesionales de tecnología, en los últimos diez años CTA ha organizado más de 600 cursos, en los cuales han asistido cerca de 10.000 estudiantes. Los cursos son cortos, entre dos y tres semanas en promedio, siguiendo la recomendación oficial de los fabricantes.

 

¿Por qué una certificación profesional de tecnología?

Actualmente, con un modelo de colaboración público-privada, se incluyen certificaciones de los líderes de las tecnologías que más se usan en las empresas, como son Microsoft, Oracle, Cloudera, Cisco, Red Hat, VMWare y Amazon.

En el área TIC hay que tener en cuenta, de manera especial, su coyuntura laboral a nivel general así como en Aragón. La demanda de profesionales es tremenda y hay una verdadera “caza” de talento por parte de las empresas del sector. CTA hace cursos dirigidos indistintamente a trabajadores en activo como desempleados, obteniendo unas tasas muy elevadas de empleabilidad, y en otros casos una mejora salarial.

"A diferencia de las certificaciones, las empresas no se fían demasiado de los títulos, no son suficiente garantía de que el trabajador dispone o no de los conocimientos requeridos"

Las certificaciones profesionales son una herramienta para medir el conocimiento que tiene el profesional de las tecnologías, por este motivo es imprescindible que los estudiantes completen el curso con el respectivo examen de certificación, obteniendo beneficios añadidos, por ejemplo:

  1. El aprovechamiento del curso mejora cuando hay un examen de certificación al final de la acción formativa
  2. El profesional obtiene reconocimiento internacional
  3. Los empleadores tienen una herramienta que les permite evaluar el dominio de la tecnología
  4. Los profesionales se mantienen actualizados y con acceso a herramientas de última generación
  5. La incerción laboral media es mayor cuando se cuenta con una certificación
  6. El rango salarial de profesionales con una certificación es mayor
  7. Las opciones para ascender en el puesto de trabajo son mayores
  8. El examen lo supervisa y gestiona una organización tercera independiente
  9. La medición en el examen es un estándar internacional, el mismo examen se hace en todo el mundo
  10. La certificación la entrega la empresa dueña de la tecnología 

 

Medir la calidad de la formación y certificación

Como parte de la receta del Centro de Tecnologías Avanzadas de Zaragoza, la institución ha incorporado la certificación ISO 9001 para medir la calidad de sus propios procesos, y el éxito de las acciones formativas. El acercamiento a las buenas prácticas y al buen empleo de los fondos públicos también le ha valido a CTA para merecer el Premio Ciudadanía 2012 del Gobierno de España a las Buenas Prácticas Administrativas por su calidad e innovación en la gestión pública.

El porcentaje de inserción está sobre un 72% en los programas de certificaicón, un porcentaje muy alto y satisfactorio como retorno de inversión. Los estudiantes también pasan por un proceso de seguimiento desde que hacen la matrícula, hasta seis meses posteriores a la conclusión de la formación y certificación. Por esta razón, CTA ha podido evaluar el impacto de la formación al menos 6 meses después, y en concreto en el curso 2020-2021, los estudiantes que han obtenido una o más mejoras ha superado el 79%.

Otra clave en la receta del éxito de CTA está en que la métrica se completa miediendo el impacto laboral de los profesionales, pero asegurándose que el empleo está relacionado con la formación, es decir, la formación tiene que servir para obtener un empleo acorde a lo que se ha estudiado, o para mejorar el puesto de trabajo.

 



Últimas Noticias

Comida VMware Tendencias


Registro:

Eventos: