Logo Computerworld University

El lenguaje de la tecnología

Escudo Computerworld University

¿Por qué ellas no eligen ser ingenieras?

Los cambios previstos en la economía y en el mercado laboral incrementarán notablemente la demanda de profesionales STEM

Lucía Bayce  

Lucia Bayce Filloy
Directora de Comunicación y Marketing
GFT España

 

¿Sabías que cuando la científica Dorothy Hodgkin obtuvo el Premio Nobel de Química los periódicos británicos titularon la noticia como “Ama de casa de Oxford gana un Nobel de Química; Gracias a sus avances científicos, actualmente conocemos la estructura de la penicilina, ¿la insulina y la vitamina B12? Sin embargo, como sucedió con Dorothy, el trabajo de las mujeres científicas e ingenieras ha carecido de reconocimiento durante siglos.

La ingeniería se encarga de inventar, crear, y diseñar para que las personas puedan vivir en un mundo mejor. Sin embargo, esta vocación de innovar hasta la actualidad no atrae a muchas mujeres, posiblemente como consecuencia de la multitud de barreras que a la mujer se le ha puesto en esta rama profesional, al igual que en otras muchas, que ha tenido que superar a lo largo de la historia.

Los cambios previstos en la economía y en el mercado laboral incrementarán notablemente la demanda de profesionales STEM (Sciences, Technologies, Engineering y Mathematics).   Todas las llamadas de atención sobre la falta de profesionales cualificados en Ciencia y Tecnología inciden en un problema añadido: la falta de mujeres en la parte de las carreras STEM, especialmente en Ingenierías.

El listado de los Premio Nobel de física, química o medicina también es un buen indicador para ver esta falta de representación femenina: solo 17 mujeres frente 572 hombres han recibido este reconocimiento a lo largo de la historia. Los prejuicios, los estereotipos, la falta de referentes y las limitaciones socioeconómicas y culturales son factores que arrastran a muchísimas niñas y mujeres a no querer o no poder involucrarse en el mundo científico.

Cada vez son más las llamadas institucionales (nacionales e internacionales) a potenciar el interés de las niñas y las adolescentes por las ciencias en general, y por la tecnología. Algunos han atribuido la baja representación de las mujeres en carreras conocidas como STEM.  a sus preferencias inherentes. Sin embargo, la evidencia científica indica que estas preferencias están determinadas por conceptos culturales; y no por diferencias innatas.

Debemos interiorizar que la presencia de mujeres es necesaria e imprescindible en todos los ámbitos y sectores. Que no se puede invisibilizar el talento de la mitad de la población. Que las empresas son más eficientes si cuentan con talento diverso. De hecho, un estudio de 2018 de la Unión Europea sostiene que una mayor presencia de las mujeres en el sector digital del continente impulsaría un incremento anual del PIB estimado en 9.000 millones de euros.

Por ello desde GFT impulsamos la eliminación de estos estereotipos. Creemos que una de las mejores maneras de hacerlo es concebir entornos que promuevan la igualdad de oportunidades, basándonos en sus logros académicos. 

En ciertos sectores de la ingeniería, como la nanotecnología existe una mayoría masculina, esto nos hace pensar que existen una serie de estereotipos que desestimula a las jóvenes a convertirse en ingenieras. Creemos que es muy importante que las niñas y jóvenes entiendan que los empleos en ingeniería no se basan en el género. Y promover el acceso del sector femenino a las empresas de innovación.

Se pierden muchas cosas con la ausencia de mujeres en las STEM, ámbitos en los que las necesidades, los pensamientos, las formas de hacer de las mujeres no van a estar representados. Son sectores donde se va a ejercer el poder en el futuro, desde donde ya se ejerce, y donde las mujeres van a estar infrarrepresentadas. Si no hay mujeres en el ámbito tecnológico, tampoco hay mujeres que tomen decisiones. Muchas veces los puestos de dirección, de liderazgo, se asocian a las ingenierías, y ahí no están las mujeres: los puestos de poder, al final, siempre recaen en los hombres. Por ello, lo que se necesitamos, según coinciden todas las expertas, es una mayor visibilización del trabajo de las científicas, ingenieras, matemáticas, que sirvan de ejemplo a las nuevas generaciones.

Por último, es obvio que la falta de mujeres científicas en el mundo no solo genera más desigualdad de género en el presente, sino que influye en el futuro. Es necesario que las niñas encuentren representación en los sectores de ciencias, tecnología, ingeniería y matemática; pues esto les demuestra que sí es posible alcanzar sus metas y desarrollarse en cualquier ámbito.



Últimas Noticias

pastillas, sanidad Sanidad

educación IA Educación


Registro:

Eventos: