Logo Computerworld University

El lenguaje de la tecnología

Escudo Computerworld University

España registra más de 3.000 ofertas de trabajo al mes de difícil cobertura

El volumen de ofertas de IT se mantiene estable, Madrid copa la mayoría de las vacantes más difíciles de cubrir cada mes

tabla con datos de Job Market Insights, de Infojobs
datos de Job Market Insights, de Infojobs

Desde el año pasado, España tiene dificultades para cubrir algunos puestos de trabajo. La hostelería no encuentra camareros, el sector sanitario, enfermeros; el transporte de mercancías sufre una importante crisis de camioneros; y el mundo IT no da con profesionales cualificados. Otro caso similar es el de la agricultura y los jornaleros, agravado por la caída de la inmigración en nuestro país. Según datos del informe Panorama de Migración Internacional 2022, publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), España recibió el año pasado un 16,6% menos de migrantes laborales que en 2020.

En el segundo trimestre de este año, el número de vacantes sin cubrir llegó a las 145.053, según datos del INE. El sector terciario, la industria y la construcción son los que tienen más problemas para encontrar candidatos. Aún con todo, las cifras de Eurostat actualizadas del primer trimestre de 2022 señalan que nuestro país tiene una de las tasas de vacantes más bajas de la UE (un 0,9%, mientras que el promedio de la eurozona es del 3,1%). 

Los datos que maneja InfoJobs a través de su herramienta Job Market Insights, señalan que, en los últimos seis meses (mayo-octubre) se han publicado, de media, en el entorno online de nuestro país, 3.156 ofertas de trabajo únicas que no logran cubrirse rápidamente con candidatos cualificados. Entre ellos encontramos algunos perfiles típicos como el de camarero/a, cocinero/a, enfermero/a o data scientist; pero encontramos también otros como el de limpiador/a, traductor/a o cajero/a.

El sector TIC: un caso aparte

Muchas de las profesiones comentadas han dejado de ser atractivas para los candidatos por sus condiciones laborales (salario, estabilidad o tipo de tareas a realizar). En este sentido, la influencia de la pandemia es considerable. Mención aparte merece el sector TIC y las necesidades de las empresas de todos los sectores en sus procesos de transformación digital. Aquí, el problema está en la escasez de talento con alto nivel de cualificación y especialización, por un lado, y también en la falta de competencias digitales en otro tipo de perfiles no técnicos.

Se trata de un problema común en la Unión Europea, como recoge el informe sobre el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) 2022, que mide los progresos de los Estados miembros en términos de capital humano, infraestructuras digitales, integración de la tecnología en el ecosistema empresarial, y servicios públicos digitales, respecto a 2021. El informe muestra una mejora del nivel de digitalización de la UE, pero señala que solo el 54% de los europeos de entre 16 y 74 años tiene al menos habilidades digitales básicas, lejos del objetivo de la Década Digital del 80% para 2030. En este sentido, el esfuerzo realizado por España es notable y nos sitúa 10 puntos por encima de la media europea.

Más allá de la necesidad de adquisición de competencias digitales por parte de todos los ciudadanos, en todos los estados miembros hay un problema de especialistas TIC, sobre todo en ámbitos como la ciberseguridad, la inteligencia artificial, los datos y la computación cuántica, como señala el informe de la ONTSI Empleo tecnológico, navegando los indicadores en España y en la UE. De hecho, en 2020, más de la mitad de las empresas europeas tuvieron dificultades para encontrar un perfil profesional especialista adecuado a sus necesidades y había más de 340.000 puestos de trabajo vacantes para profesiones de datos en la eurozona. Como parte de sus objetivos de transformación digital, la Unión Europea quiere que los especialistas TIC lleguen a los 20 millones en 2030.

 



Últimas Noticias

Tomás Arteaga Finanzas


Registro:

Eventos: