Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

"Hay que ofrecer a los universitarios itinerarios personalizados basados en el análisis de datos"

El científico Emilio Lora-Tamayo, experto en procesos de innovación y transferencia de conocimiento y actual rector de la Universidad Camilo José Cela, reflexiona sobre el futuro de la educación superior en un mundo cada vez más digitalizado.

Emilio Lora-Tamayo, rector de la Universidad Camilo José Cela
Emilio Lora-Tamayo, rector de la Universidad Camilo José Cela.

La educación superior no puede permanecer impasible ante el escenario digital que ya se dibujaba antes de una pandemia que ha acabado por establecerlo definitivamente. El cambio es necesario, como explica a ComputerWorld en entrevista por videoconferencia el investigador Emilio Lora-Tamayo, actualmente rector de la Universidad Camilo José Cela. “La educación universitaria no tiene que cambiar por el nuevo modelo que ha traído consigo la crisis sanitaria sino porque ya hace tiempo que se detectaron puntos de mejora en la propia metodología de enseñanza”, apunta.

Lora-Tamayo es un convencido de que los modelos híbridos de enseñanza y una mayor flexibilidad, personalización y conectividad serán las bases sobre las que descansará la educación superior del futuro. “Durante el confinamiento las universidades tuvieron que cambiar de la noche a la mañana algunos elementos de su docencia y muchas empezaron a impartir las clases a través de videoconferencia”, recuerda. Estas prácticas, subraya, no son nuevas, y explica que la Universidad Camilo José Cela hace tiempo puso en marcha una nueva metodología de enseñanza bajo el concepto de ‘Extended Teaching Learning Model’. “Se trata de un modelo híbrido que es el que creemos que perdurará y que es mucho más complejo de llevar a cabo que el tradicional basado en las conferencias magistrales en los anfiteatros de las universidades”.

 

El alumno, en el centro

Este modelo se basa en un uso intensivo de las tecnologías de la información y por “poner al alumnos en el centro de la ocupación y preocupación universitaria”, añade el rector, que explica que, para que funcione, es necesario trabajar con los datos de cada uno de los alumnos.

“El profesorado debe saber qué es lo que estimula a cada alumnos, que les gusta, para planificar los itinerarios a los que debe orientarse”. En este proceso, afirma el experto, la inteligencia artificial es una tecnología clave. “Permite crear opciones para que el alumno se sienta motivado y capacitado para aprender”.

Lora-Tamayo considera que “hay que hacer itinerarios personalizados para cada estudiante basados en el análisis de los datos”, un aspecto que, precisa, “se complica algo más en Europa, por la fuerte regulación que existe en la protección de los mismos, aunque puede conseguirse con tecnologías que permiten la anonimización de dichos datos”.

Realizar todos estos cambios bajo un cariz de ‘humanismo tecnológico’ es esencial, dice el experto. Por otra parte, en este proceso de transformación, “son fundamentales la formación del propio profesorado y la innovación de la tecnología docente”. “Este foco en la digitalización tiene que hacerse de forma ordenada”, añade.

 

Universidad privada versus universidad pública

El rector de la Universidad Camilo José Cela, un centro de carácter privado (de la Institución Educativa SEK) con sede en la Comunidad de Madrid, asegura que las universidades públicas tienen mecanismos menos flexibles y menos recursos económicos a la hora de implantar nuevas metodologías, “aunque es obvio que, sobre todo a raíz de la pandemia, todas las universidades se están reinventando en este sentido”.

“Las universidades privadas, con más recorrido de transformación digital a sus espaldas, están más avanzadas en materia TIC que el promedio de las universidades públicas; no obstante, no hay que olvidar que otra de las misiones de estos centros es la investigación y creación de conocimiento y aquí el modelo público está mucho más desarrollado, con una infraestructura de apoyo más pesada y costosa”. En este escenario, afirma el rector, “lo deseable es intentar consolidar esquemas de colaboración entre las universidades públicas y las privadas en materia de investigación. Porque, reitera, las universidades no solo tienen que enseñar lo que está escrito sino ser focos de creación de conocimiento”.

 


Últimas Noticias



Contenidos Computerworld