Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

Europa perfila su guía ética para el uso de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial debe respetar los derechos fundamentales, la normativa aplicable y los principios básicos, además de ser una herramienta técnicamente robusta y fiable, reza el primer borrador con las directrices éticas para el desarrollo y uso de esta tecnología en la UE.

inteligencia artificial europa

Hace menos de dos semanas la UE daba a conocer su plan para impulsar la inteligencia artificial en el Viejo Continente. Ayer, el grupo de expertos en esta materia, nombrado por la propia Comisión el pasado mes de junio y formado por 52 personalidades del mundo académico, empresarial y de la sociedad civil, publicó un primer borrador con directrices éticas para el desarrollo y uso de la inteligencia artificial (IA) en la región.

En éste se exponen las vías para que los desarrolladores y usuarios de estas herramientas se aseguren de que éstas respetan los derechos fundamentales, la normativa aplicable y los principios básicos, y también cómo esta tecnología puede ser técnicamente robusta y fiable.

“Los seres humanos tienen un código ético, una comprensión de lo que está bien y lo que está mal y un sistema de leyes que apoya todo esto. Se necesita un código y un conjunto de reglas similares para la IA”, reza el borrador. Éste apunta que la AI debe adherirse a las normas básicas de seguridad. En este sentido, no debe utilizarse para dañar a los seres humanos de ninguna manera; no debe restringir la libertad humana (“la gente no debe ser subyugada o coaccionada por máquinas accionadas por IA”); debería utilizarse de manera justa y no discriminar o estigmatizar; debería funcionar de forma transparente (“necesitamos saber para qué se está desarrollando la IA, con qué fines específicos y cómo se utilizará”); y sólo debe ser desarrollada para el bienestar de los individuos y de la sociedad en su conjunto, incluso en los países más pobres del mundo.

La ciudadanía y el ecosistema tecnológico en general podrán hacer comentarios sobre este documento hasta el próximo 18 de enero. De forma paralela se están celebrando debates sobre el papel de esta tecnología a través de la Alianza Europea de AI. Será en marzo de 2019 cuando el grupo de expertos presente sus directrices definitivas a la Comisión, que las analizará y propondrá la forma de llevar adelante este trabajo.

Unas directrices que “hay que garantizar en la práctica”

“La IA puede aportar grandes beneficios a nuestras sociedades, desde ayudar a diagnosticar y curar el cáncer hasta reducir el consumo de energía. Pero para que la gente acepte y utilice los sistemas basados en la IA, necesita confiar en ellos, saber que se respeta su privacidad y que las decisiones no son tendenciosas. El trabajo del grupo de expertos es muy importante en este sentido y animo a todos a compartir sus comentarios para ayudar al grupo a finalizar las directrices”, en palabras de Andrus Ansip, vicepresidente del Mercado Único Digital.

Para Mariya Gabriel, comisaria de Economía Digital y Sociedad, “el uso de la inteligencia artificial, al igual que el uso de toda la tecnología, debe estar siempre alineado con nuestros valores fundamentales y defender los derechos fundamentales. El propósito de las directrices éticas es garantizarlo en la práctica”.

 



Últimas Noticias

DIA Retail