Tecnología | Artículos | 18 JUN 2020

¿Algoritmos preprogramados sustituirán a los jueces en actuaciones concretas?

Blockchain e Inteligencia Artificial ganarán presencia en el sistema judicial
Ignacio López

Ignacio López
responsable de Negocio Emergente 
Paradigma

La pandemia está acelerando la necesidad de digitalizar la justicia. El colapso de la Administración de Justicia tras los meses de parálisis producidos por la pandemia de COVID-19 ha llevado al propio Consejo General del Poder Judicial a elaborar un plan de choque para afrontar esta situación tras el fin del estado de alarma. Uno de los bloques establecido al efecto busca la implementación de medidas tecnológicas que permitan mayor flexibilidad en las actuaciones procesales en la búsqueda de una tramitación más rápida que evite las ralentizaciones.

En los últimos años desde Paradigma Digital venimos observando cómo hemos experimentado mejoras sustanciales en sistemas como Lexnet y parece que cala la idea de que el COVID 19 puede servir como acelerador en la transformación digital, pudiendo aplicarse la tecnología en temas que deben modernizarse como el establecimiento de la fecha y hora de las vistas o trámites equivalentes (donde la IA puede ser de utilidad en la fijación de preferencia de determinados asuntos), el establecimiento de bases de datos predictivas para facilitar la consulta y deliberación de los jueces y la oficina judicial,  la mejora del Punto Neutro Judicial en la investigación patrimonial (extendiéndose a bienes del ejecutado indirectos o a bienes de personas vinculadas, fiscalizando la distracción del patrimonio de modo efectivo) o el fomento de la interoperabilidad entre los sistemas de gestión procesal de las distintas Comunidades Autónomas, al tener cada una la suya propia entre otras propuestas.

El dilema radica en saber qué tecnologías son claves a la hora de transformar digitalmente la justicia. Sin duda, es muy interesante la tecnología blockchain por su especial característica de la inmutabilidad o menor facilidad para alterar la información. Sin embargo, no es la cadena de bloques sino la Inteligencia Artificial (en el sentido amplio de la acepción) la tecnología que en Paradigma Digital creemos que más va a revolucionar el sector. Por un lado, a los abogados la IA, les permite ya diseñar su estrategia procesal, hacer perfilado de los jueces y determinar sus probabilidades de éxito a la hora de recurrir y, por ende, no interponer recurso si la probabilidad de ganar es baja. Por tanto, dependiendo de cómo el abogado utilice esta tecnología podríamos hablar de una mayor o menor sobrecarga en los tribunales. Igualmente, a los jueces y magistrados, les puede ayudar a reducir la complejidad en la resolución de asuntos judiciales.

Contamos con bases de datos cada vez más potentes y precisas, incluso algunas de ellas emplean procesamiento de lenguaje natural, como Ross Intelligence basada en IBM Watson. Asimismo, a través del fenómeno e-Discovery podrían de modo rápido buscar, localizar, asegurar y examinar datos electrónicos, detectando tendencias y patrones en documentos voluminosos, tal y como sucede hoy en día en los procesos de due diligence en el ámbito extrajudicial (como en las fusiones y adquisiciones), o en la fase de pre-trial sobre todo en Estados Unidos (en España no se suele admitir y de admitirse no tiene un carácter tan amplio).

Incluso algunas propuestas más arriesgadas abogan por el uso de la Inteligencia Artificial (IA en adelante) directamente en la resolución de los asuntos considerados como simples, destacando su mayor rapidez y su menor margen de error.  En estos casos, los jueces podrían ser algoritmos preprogramados que actuarían como bots.

En cualquier caso, no hay que olvidar que en España la potestad de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado corresponde irremediablemente a los jueces y tribunales como impone el artículo 117 de la Constitución por lo que la postura anterior no encaja de lege data.

Independientemente de lo expuesto, el uso de algoritmos predictivos o inteligencia artificial puede ayudar a la Administración de Justicia con un papel verdaderamente efectivo, y que no debe pasar desapercibido.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios