Tecnología | Noticias | 28 ENE 2019

Investigadores de la ULPGC participan en estudio de impacto en las Dunas de Maspalomas

La investigación en la que se analizan los procesos biogeomorfológicos en un campo de dunas transgresivo árido y su relación con el impacto humano por urbanización
Drone científico

La investigación se realiza en colaboración con miembros del Departamento de Geografía de la Universidad Edge Hill de Reino Unido y del Laboratorio de Playas y Dunas de la Universidad Flinders de Australia, está recogido en la revista internacional ‘Science Of The Total Environment’ y firmado por Leví García Romero, Irene Delgado Fernández, Patrick Hesp, Luis Hernández Calvento, Antonio Hernández Cordero y Manuel Viera Pérez.

Los desarrollos urbanos y turísticos pueden tener impactos duraderos en los entornos costeros y alterar la evolución de los sistemas de dunas. Este es el caso del campo de dunas de Maspalomas, en Gran Canaria, a cuyo alrededor se localiza uno de los mayores centros turísticos de España. Parte de esta urbanización (Playa del Inglés) se construyó, entre las décadas de 1960 y 1980, sobre una terraza sedimentaria, localizada a 25 m sobre el nivel del mar. Los edificios e infraestructuras han afectado a los vientos locales y, con ello, a los patrones de transporte de arenas por el viento. Así, se ha podido comprobar, en anteriores investigaciones, cómo los edificios desvían los vientos hacia el sur del campo de dunas, donde la velocidad del transporte de sedimentos se acelera.  

A sotavento de la urbanización, por el contrario, se produce una zona de sombra eólica. En esta zona no sólo se ha producido una disminución en la velocidad del viento y, por ello, en el transporte de arenas, sino que, igualmente, ha aumentado la cobertura vegetal. En este artículo se caracterizan los cambios ambientales alrededor de la terraza de El Inglés en las últimas décadas y se analizan los cambios en la zona de sombra eólica, a través de la evolución de los volúmenes sedimentarios y las características de la vegetación (densidad, patrones espaciales y comunidades de plantas). Se describen, así los procesos biogeomorfológicos que se están produciendo en esta zona afectada por la urbanización turística.

La metodología se basó en el uso de fotografías aéreas históricas de 1961 (antes del desarrollo turístico), ortofotos recientes y modelos digitales de elevación obtenidos mediante fotogrametría digital y datos LiDAR, así como trabajo de campo para caracterizar las comunidades vegetales y los cambios espacio-temporales en las formas de relieve erosivas. Todas estas fuentes de información se analizaron a través de sistemas de información geográfica (SIG). Los resultados muestran cambios en el patrón, dirección, altura y tasas de migración de las dunas ubicadas en el extremo sur de la urbanización Playa del Inglés, las únicas que pueden aportar arena a la zona de sombra eólica. 

El primer autor, Leví García Romero, explicó a este medio las tecnologías utilizadas entre los que se encuentra el dron que se utilizó para adquirir una ortofoto actual (2017), momento de la campaña, es el que aparece en la foto de portada de la noticia, la ortofoto obtenida tenía una resolución espacial de 0.05m, y la topografía se obtuvo a través de fotogrametría. 

Por otro lado las ortofotos y fotografías aéreas históricas  fueron obtenidas por el PNOA, o adquiridas a través de  Grafcan, Cartografía de Canarias S.A. La información de la densidad de vegetación calculado directamente de estas fuentes de información, fue a través del procedimiento desarrollado por García-Romero et al., 2018. que también utiliza sistemas de información geográfica (SIG) independientemente de que el software sea libre o comercial. Otros datos de vegetación como las comunidades vegetales se obtuvieron con una combinación entre trabajo de campo y su georreferenciación en SIG.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios