Tendencias | Noticias | 05 MAR 2020

El Vaticano, IBM y Microsoft se alían por el uso ético de la IA

Las tres partes concluyen que la inteligencia artificial "debe respetar la privacidad, trabajar de manera confiable y sin prejuicios, considerar los derechos humanos y operar de manera transparente".
Vaticano
Redacción

El Vaticano ha lanzado el documento Rome Call for AI Ethics por el que promueve el desarrollo ético de la inteligencia artificial y de tecnologías como el reconocimiento facial. Al pliego se han adherido Microsoft e IBM, dos de los gigantes más avezados y que más esfuerzos y dinero invierten en el desarrollo de estas ciencias. Las tres partes concluyen que la inteligencia artificial “debe respetar la privacidad, trabajar de manera confiable y sin prejuicios, considerar los derechos humanos y operar de manera transparente”.

El estadio temprano de esta tecnología ha hecho que en los últimos años se abra un debate sobre la necesidad de regularla. Por ejemplo, la ciudad de San Francisco (Estados Unidos) fue pionera al aprobar una ley contra la utilización del reconocimiento facial por agentes locales en sus calles ya que, según sus legisladores, “esta tecnología utilizada para la vigilancia es incompatible con una democracia saludable”. Asimismo, recientemente el académico Ramón López de Mántaras, una de las voces más reputadas de España en cuanto a inteligencia artificial se refiere, mostraba su preocupación, en una entrevista con ComputerWorld, por la deriva que están tomando este tipo de sistemas. “Se están haciendo abusos intolerables. Cada vez soy más crítico con lo que se hace con la inteligencia artificial”, avisaba. “Que haya empresas que hagan negocio con los datos de los ciudadanos y estos no tengan nada que decir… Tendríamos que ser dueños de nuestros datos y ser más críticos a la hora de cederlos”.

El propio Papa Francisco ha advertido sobre este tipo de peligros. “Esta asimetría, por la cual unos pocos saben todo sobre nosotros mientras nosotros no sabemos nada de ellos, merma el pensamiento crítico y el ejercicio consciente de la libertad”. “Las desigualdades se expanden enormemente con graves riesgos para las sociedades democráticas”.

En referencia al reconocimiento facial, el documento hace referencia a la regulación y la transparencia para “el cumplimiento de los principios éticos y los derechos humanos”. Por su parte, tanto IBM como Microsoft han señalado que declinan cualquier negocio que tenga que ver con la inteligencia artificial si no se adecúa a sus políticas éticas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios