Tendencias | Artículos | 15 SEP 2020

La vuelta al campus: espacios inteligentes al servicio de la 'nueva normalidad'

Es clave medir lo que está ocurriendo en el campus, disparar alarmas y actuar en consecuencia
foto con mascarillas

 

Carlos Álvarez
Director del área de IoT-Smart Buildings, Getronics
 

Este año, la vuelta a clase va a ser diferente. Incertidumbre de entrada y adaptación obligatoria a una nueva realidad. En este contexto los gestores del campus y sus equipos de mantenimiento tienen ante sí un reto enorme, en el que la tecnología va a ayudar a encontrar soluciones. Pero también puede provocar muchos quebraderos de cabeza para conseguir tomar las mejores decisiones, aquellas que tengan en cuenta tanto las características de los usuarios y la situación de partida (las instalaciones y servicios actuales), como los nuevos requisitos sociosanitarios, la normativa legal y los condicionantes económicos.

La creación de un campus cada vez más inteligente (un “Smart Campus”) va a ir dotándonos de los medios para afrontar esta “nueva normalidad”. Buscaremos especialmente:

  • La optimización de los flujos de personas, para facilitar los movimientos dentro del campus, asegurando a la vez el cumplimiento de las normativas de aforos y distancia social
  • La creación de espacios seguros y confortables
  • Nuevos servicios que faciliten la vuelta a la actividad en las nuevas condiciones

Control de aforos y distancia social
Contando cuántas personas hay en una determinada zona y midiendo la distancia entre ellas. Las tareas previas fundamentales para desplegar la solución óptima son por un lado el análisis sobre plano de la ubicación adecuada de los sensores o las cámaras que necesitamos instalar para controlar las entradas y salidas de cada área, y por otro la descripción precisa de las acciones que deben desencadenarse cuando se haya superado el aforo máximo o cuando se detecten personas que no cumplan la distancia social mínima.

Un tercer elemento fundamental, será ser conscientes y consecuentes con los límites marcados por el Reglamento General de Protección de Datos. Tenemos que conseguir por tanto el encaje perfecto entre la tecnología, que nos permite desplegar muchísimos casos de uso, los procedimientos que tienen que seguirse en la Universidad y el marco regulatorio que pone los límites a lo que está o no permitido.

Se trata de implementar soluciones tecnológicas que respeten la privacidad (datos agregados y presentados sin identificaciones individuales), consigan las autorizaciones necesarias, garanticen la protección de los datos sensibles que estemos manejando, y sean además proporcionales con los beneficios obtenidos.

Medición de las condiciones ambientales
Estamos hablando del punto de partida de cualquier entorno confortable. De la capacidad de garantizar que la temperatura, la humedad, o la calidad del aire en el medio físico en el que se está produciendo la actividad docente y administrativa sean las óptimas. Perseguimos por un lado mejorar la percepción del usuario y contribuir al cuidado de su salud y por otro contribuir a la eficiencia energética del campus.

Reforzamiento medidas de higiene
Clave también en la “nueva normalidad” será la potenciación de las medidas que contribuyan a mantener el campus limpio. Objetivo básico en cualquier época para aumentar el confort de los usuarios, e incrementado este año por la necesidad de disminuir los riesgos de propagación del virus. Potenciando actividades como:

  • Desinfección de espacios comunes. Para lo que resulta importantísimo tener datos fiables sobre el uso de cada espacio, desencadenando acciones de limpieza en función del uso (asociado a la reserva de cualquier espacio dentro del campus podemos automatizar el envío de alarmas, para que en cuanto se finalice su uso, el equipo de limpieza realice la consiguiente desinfección).
  • Dispensadores de jabón y vaciado de papeleras y contenedores. Instalando sensores de distancia dentro de los mismos que envíen una alarma a los equipos de limpieza cuando los dispensadores estén a punto de vaciarse y las papeleras a punto de llenarse.
  • Ocupación y uso de los baños. Por un lado, midiendo cuántas personas hay en su interior en cada momento con el fin de desencadenar alertas (una señal luminosa en un sitio claramente visible) en cuanto se haya superado el aforo permitido y por otro optimizando la limpieza de los baños de forma que a partir de un número determinado de personas que hayan usado un baño se desencadene una alarma al equipo de limpieza para que acuda a limpiarlo.

Puesta en marcha de nuevos servicios que faciliten la gestión de la “nueva normalidad”.
Con la ayuda de la tecnología podemos ofrecer nuevos servicios al alumno o al profesor con el fin de organizar mejor los flujos de personas y el uso de los espacios dentro del campus. El objetivo, evitar tiempos de espera y aglomeraciones de personas buscando los mismos servicios. Utilizando una aplicación móvil (una “Smart Campus Mobile App”) podemos facilitar tanto la reserva de servicios del campus (pistas deportivas, laboratorios, zonas de trabajo, medios audiovisuales, plazas de aparcamiento de bicicletas o vehículos, y otros) como el acceso a los servicios previamente reservados, utilizando la misma aplicación móvil cargada en nuestro smartphone para por ejemplo abrir la puerta de la pista deportiva o desbloquear el candado del aparca bicicletas reservado.

En todos los casos descritos hasta ahora, hemos destacado la importancia de medir lo que está ocurriendo en el campus, disparar alarmas y actuar en consecuencia. Adicionalmente, lo que aportará muchísimo valor a nuestro “Campus Inteligente” será no solo informar sobre lo que ha pasado o sobre lo que está pasando, sino poder predecir lo que va a pasar, para poder tomar las medidas preventivas adecuadas. Es decir, utilizar los datos recogidos para identificar patrones de comportamiento utilizando algoritmos de machine learning. Esta predicción será clave para poder distribuir mejor las actividades, seguir ofreciendo buenos servicios a los usuarios y organizar mejor las tereas de los distintos equipos de mantenimiento y limpieza. 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios