Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

La tecnología puede ayudar a encontrar a ancianos desaparecidos con Alzheimer

Un 66% de las personas mayores y que sufren algún tipo de deterioro cognitivo se ha desorientado alguna vez al salir a la calle

mayores

La soledad de los mayores es otra gran ‘epidemia’ que se suma a la situación de crisis actual a causa del coronavirus. Este sentimiento puede tener un impacto importante en la salud de los mayores, especialmente afectando a la salud mental con la aparición de enfermedades como la depresión, la demencia y el Alzheimer. Una enfermedad que afecta en España a más de 800.000 personas, la principal causa de discapacidad en personas mayores.

A pesar de los confinamientos y las restricciones para evitar la propagación del coronavirus, la desaparición de mayores afectados por esta discapacidad y con otras necesidades médicas sigue siendo una realidad. De hecho, según los datos de la Confederación Española de Alzhéimer cerca de 5 millones de personas padecen esta enfermedad neurodegenerativa y el 7 % de las personas mayores de 65 años y la mitad de los mayores de 85 años sufren algún tipo de demencia.

Un ejemplo de tecnología es la que ofrece la startup aragonesa Neki, que pone a disposición de las familias cuidadoras y enfermos una línea de dispositivos localizadores con GPS "escondido" integrados en objetos o complementos cotidianos (bastón, reloj, cartera o cinturón) que permiten actuar rápidamente ante caídas, personas desorientadas o perdidas, e incluso evitar fallecimientos.

Según indicadores de la enseña, un 66% de las personas mayores y que sufren algún tipo de deterioro cognitivo se ha desorientado alguna vez al salir a la calle, y un 42% ha sufrido algún tipo de caída.

Por ello, estos nuevos dispositivos como el reloj localizador GPS y el colgante y llavero localizador GPS, ambos monitorizables por app, se han convertido en parte de la solución y aportan tranquilidad, seguridad y confianza a las familias. Tanto es así, que según explican desde la startup, las personas que utilizan estos dispositivos son los mayores de 76 a 80 años (un 26%), siendo los hombres los que más los usan (un 69%) frente al 31% de las mujeres.

Imagen de Steve Buissinne from Pixabay



Últimas Noticias