Actualidad | Noticias | 28 ABR 2020

“El teletrabajo o la teleformación deben tener la misma consideración normativa que las actividades presenciales”

Alicia Richart, directora de DigitalES, valora positivamente que las tecnológicas ya puedan impartir oficialmente formación profesional.
Alicia Richart, directora general de DigitalES
Alicia Richart, directora general de DigitalES
Redacción

El pasado 15 de abril el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPI) publicaba una resolución por la que se establecen, en su ámbito de gestión, medidas extraordinarias para hacer frente al impacto de COVID-19 en materia de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral. Gracias a estas medidas, las empresas tecnológicas podrán impartir oficialmente formación profesional para el empleo. Desde la Asociación Española para la Digitalización (DigitalES), recuerdan que ésta es una demandas planteada ya hace tiempo por la propia patronal tecnológica.

Apuntan que en la asociación siempre han defendido que la formación realizada de manera virtual y no presencial, las llamadas “aulas virtuales”, obtengan las mismas garantías para poder ser bonificables que el resto de la formación para el empleo. Dado que la citada resolución reconoce la firma digital en la tramitación de la formación, esto permite a las empresas eliminar el uso del papel en la gestión de las acciones bonificables (actas diarias de asistencia firmadas) y su almacenamiento durante cuatro años.

Asimismo, DigitalES asevera en un comunicado que el sector tecnológico, “intensivo en talento”, lleva años trabajando por un sistema que le permita cubrir las más de 10.000 vacantes de empleo en el sector tecnológico, según su último barómetro de 2018. 

Alicia Richart, directora general de la patronal, asegura que “COVID-19 ha puesto de manifiesto y nos ha obligado a reconocer que el teletrabajo o la teleformación deben tener la misma consideración a efectos normativos que las actividades presenciales. Ya no hay una vida analógica y otra digital, sino que ambas han convergido, como estamos viviendo en estos días”.

Papel del sector de TIC como generador de empleo

La portavoz subraya el papel del sector tecnológico como promotor de empleo. “Necesitamos talento y personal cualificado en un mundo en el que los conocimientos avanzan rápidamente, por lo que nuestras empresas hacen un gran esfuerzo por ofrecer la formación necesaria para adecuar los conocimientos y habilidades de los trabajadores a las demandas del mercado laboral. No solo en la formación para el empleo. Nuestras empresas ofrecen cerca de 62.000 plazas de actividades formativas en todas las franjas de edad, en materias vitales para cubrir las nuevas necesidades del mercado laboral”.

Desde la patronal hacen hincapié en la importancia del reskilling y el upskilling laboral, “imprescindible especialmente en la capacitación tecnológica, no solo para el propio sector, sino para el resto de los sectores productivos, donde la digitalización es una palanca de empleabilidad fundamental”.

Es una buena noticia que sean las empresas que crean y despliegan las herramientas tecnológicas necesarias para la transformación digital las que puedan también contribuir a la mejor formación de los trabajadores y trabajadoras, y que ayuden a la empleabilidad en un mercado laboral en plena transformación, con perfiles profesionales aún en construcción que vienen a sustituir a otros”, agrega.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios