StartUp | Noticias | 12 JUN 2020

Ayudas a emprendedores con intentos fallidos para evitar la ruina económica y el desahucio social

Oryon Universal apostó por Abogados para tus deudas en una primera ronda de inversión para ayudar a emprendedores con talento y "normalizar los errores"
empresa

Hay que normalizar el fracaso, ya que en muchas ocasiones es el camino hacia el éxito. Esta frase resume a la perfección la unión entre Oryon Universal y Abogados para tus deudas, para dar una oportunidad a todos aquellos emprendedores y emprendedoras que han tenido un intento fallido en su proyecto, más común de lo que creemos. Porque en España "tendemos a esconder el fracaso por un tabú cultural, mientras que, en otros países, como por ejemplo Estados Unidos, lo explican con naturalidad y lo valoran", añade Victor Giné, CEO de Oryon Universal.

Es justo en los intentos fallidos, en los que Abogados para tus deudas vio una oportunidad para ayudar a todas aquellas personas que lo necesitaran, a partir de La Ley de la Segunda Oportunidad. Este proceso administrativo destinado a cancelar las deudas de empresarios, autónomos y particulares existe en España desde el 2015, pero nunca ha acabado de popularizarse. Y es que, según Cristian Tanase, “estamos ante un mecanismo útil que forma parte de la política económica y social de cualquier legislación, a parte de una herramienta que no está solo al servicio de las personas, si no también de toda la sociedad y de la creación de la riqueza”.

La startup, que actualmente tiene despachos presenciales en Barcelona, Sevilla, Madrid, Alicante, Valencia y Tenerife, también atiende virtualmente a los españoles que lo requieran, gracias a su apuesta desde un inicio por la digitalización. Su deseo más inmediato es “poder dar un pleno conocimiento a la sociedad española sobre la existencia y los beneficios de esta ley, ya que hemos detectado que muchas personas no realizan este proceso porque no lo conocen.

Es necesario que, debido a la crisis que ha provocado el covid-19, las personas tengan una segunda oportunidad, que conozcan sus derechos y puedan empezar su vida de nuevo, desde cero, sin deudas. En Alemania hay 100.000 personas al año que se acogen a la Ley, mientras que en España no llegamos a los 10.000”.

Cuando hay una segunda oportunidad, el nuevo sistema anima al emprendedor a asumir riesgos, considerando que, si finalmente no tiene éxito, no quedará necesariamente atado a su deuda eternamente.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios