Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

Todos en la empresa deben estar "digitalizados"

Conclusiones de la Mesa redonda en donde se analizó el papel de las Escuelas de Negocio y los Centros de Formación especializados en certificaciones como apoyo a la empresa en 2021

Mucho se ha hablado de la adaptación que muchas empresas han tenido que hacer durante la pandemia, y cómo han adoptado tecnología en muchos casos disruptivas, sin embargo el mayor impacto podría estar en la adaptación de sus procesos, inclusive en la transformación que han tenido que hacer a su oferta, sean productos o servicios.

Computerworld University reunió a cuatro expertos en el campo de la formación de líderes para conocer cómo se afronta un momento crítico como el actual en el campo empresarial, y cómo debería el liderazgo transformarse digitalmente para la tan esperada época pos-covid.

Está claro que la tecnología y la informática están siendo el salvavidas que ha conseguido mantener a flote muchas empresas, aunque otras han necesitado cambiar sus presupuestos para dedicarlos a la compra de programas e infraestructura tecnológica que les permita un nivel de continuidad de negocio, y con estos movimientos han tenido que adaptar también a los empleados a marchas forzadas.

El debate transcurrió en cuatro ejes principales, la adaptación de los líderes a la tecnología, la relación empresa e informática, el rol de las escuelas de negocio y la formación online, y finalmente el impacto y la cultura en la empresa y para todos los empleados.

César Iglesias, director de Human Brave apunta que “el mayor impacto está en la evaluación de los procesos y procedimientos, porque no solo vale poner ordenadores, sino revisar los procedimientos porque donde hay un procedimiento débil puede influir negativamente en la productividad, e incluso en riesgos de ciberseguridad”, con todo ello insiste Iglesias en que la sensibilización de los líderes ayudará para que en el año 2021 se ordene el cambio y la empresa pueda rentabilizar las inversiones y los cambios hechos.

Para Ibon Mintegui, director de Campus2B la estrategia que formuló la empresa en 2019 y 2020 inevitablemente ha cambiado y cree que el cambio se mantendrá en los próximos años. Por ejemplo, las organizaciones que contaban con departamentos de innovación han tenido además de la oportunidad de poseer herramientas para adaptarse, también han contado con departamentos que han ayudado a la empresa en momentos tan difíciles como los vividos durante la pandemia. En este último caso, también han formulado modelos de innovación basados en metodologías de inversión, es decir si el departamento de innovación tenía como fin incrementar la productividad, ahora han empezado a pensar como una start-up, innovando con modelos nuevos, modelos que trabaja Campus2B con sus clientes.

“La empresas cuentan con recursos humanos y digitales que en muchos casos se han estado infravalorando, lo que evidencia la capacidad de adaptación de los profesionales ante cambios bruscos, y esto ha dado paso al intraemprendimiento”, señala Agustín Ruiz, director académico en el Instituto Internacional de Intraemprendimiento, quien además comentó que “las empresas en general han sido valientes al potenciar sus recursos internos, y adaptarse a nuevos modelos de negocio”.

 

Digitalización y Transformación son cosas distintas

Agustín Ruiz apunta que “las empresas ya tenían la tecnología en muchos casos, lo que les faltaba era la cultura” para tranformarse y superar el paso de la digitalización. Aunque muchos productos se habían digitalizado no habían dado en la clave de la transformación, ya que “digitalización” no puede usarse como sinónimo de Transformación Digital.

Nunca se habló tanto de teletrabajo, una situación que hace años se entendía poco y que ahora es un concepto de dominio popular. Aún así, César Iglesias opina que el teletrabajo puede generar desigualdad pues no todos pueden acceder a “digitalizar” su puesto, algo que Ibon Mintegui refuerza desde la perspectiva en la que el teletrabajo se ha malinterpretado y en muchos casos deriva en simples reuniones y conversaciones y no en transformación, comenta además que una forma muy inteligente para liderar el cambio es contar en la empresa con profesionales acreditados y certificados en temáticas asociadas a la transformación digital, quienes se convierten en “champions” en la empresa y ayudan a transformar los procesos.

Ana Vega, directora de certificación en Iberia para TÜV Austria, manifiesta que para alcanzar un nivel real de transformación es necesario que “la tecnología esté disponible para todos, la empresa debe apoyarse en la tecnología para diseñar sus procesos críticos, y para gestionar emergencias y crisis de forma que la empresa pueda volver a la actividad lo antes posible, para lo que existen herramientas para asegurar la continuidad de negocio, como es el caso de los estándares”.

Pensar y reaccionar como una startup es una de las recomendaciones principales, la capacidad de adaptarse es fundamental, pero en estos tiempos adaptarse también implica reducir costes lo cual se consigue con la ayuda de las tecnologías de la información.

 

La Escuela de Negocios y la formación a la empresa

Finalmente, los expertos coinciden en que si bien los nuevos escenarios son nuevos para todos, en la Escuela de Negocios puede encontrarse el entorno ideal para el debate, para buscar soluciones, métodos y modelos que luego puedan llevarse a la empresa en entornos más seguros.

“Los líderes necesitan aprender y conocer los nuevos métodos y alejarse del presencialismo” indica César Iglesias, en este caso las Escuelas de Negocio pueden ayudar de forma muy urgente en el “reciclaje” de los gestores. Además apunta Iglesias que debe complementarse con la gestión de proyectos, y habilidades para liderar y ordenar el trabajo en forma remota.

Por su parte, Agustín Ruiz indica que los profesionales líderes de las empresas en esta nueva era tienden a programas más especializados, el MBA sigue siendo de los más demandados, pero el mayor crecimiento está en los programas relacionados con la tecnología, y principalmente si se ve a las empresas apoyando los programas formativos, y con roles protagonistas. Este es el caso por ejemplo de programas como la certificación Business IT que cuenta con el apoyo de empresas como IBM, Google, Dell, Intel y otras.

Existe un espacio de trabajo en la Comunidad Europea que impulsa las certificaciones porque valida que el profesional tiene conocimientos muy especializados, avalados por empresas de referencia, y que son además más seguros en cuanto a la validación de conocimientos, incluyendo el hecho de bajar el riesgo de las copias y falsificaciones.

"Todos los empleados en la empresa deben
conocer el lenguaje y lo básico de la tecnología"

“Certificando a los profesionales se consigue validar el conocimiento, y consigue que los profesionales tengan confianza en la temática y que los líderes puedan crecer adaptándose a los nuevos modelos de negocio” comenta Ibon Mintegui, “se valoran las personas y no los puestos, es como si se hiciera un MBA específico para cada una de las empresas”.

Cuando no hay un perfil especializado en el mercado, los programas específicos y principalmente basados en certificaciones le permiten a las empresas formar tanto a su propio personal como a nuevas contrataciones en tiempo récord, y esto es parte de lo que desarrollan empresas como Campus2B y TÜV Austria, donde Ana Vega además de hacer énfasis en las certificaciones recuerda que la formación en el uso de las tecnologías y estándares mundiales es clave para el desarrollo y avance de las empresas, una oportunidad que ahora se apoya en la formación online tanto por las condiciones del mercado debido a la pandemia, como por las necesidades para acelerar la adquisición de conocimientos.



Últimas Noticias