Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

Un mayor número de “amigos digitales” incrementa el riesgo de adicción al móvil

Un estudio en el que participa la Universidad Politécnica de Madrid vincula la presión social digital y el número de seguidores

redes sociales

¿Tienes muchos amigos o seguidores en las redes sociales? ¿Hay un número importante de personas que espera tus publicaciones en las redes? ¿Subir fotos de tus actividades diarias a las redes sociales se está convirtiendo en una parte importante de tu rutina? Si has contestado afirmativamente a todas estas preguntas tus posibilidades de desarrollar una adicción al móvil son más altas que la media. Así lo indica un estudio desarrollado por varias universidades españolas en el que ha participado la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Como parte de su trabajo, los investigadores analizaron el comportamiento en las redes sociales de 2.820 usuarios españoles de smartphones.

“Basándonos en la literatura científica reciente sobre la ecología social de la adicción a los teléfonos inteligentes, hemos examinado la relación empírica entre la presión social digital (SDP) y la adicción a los teléfonos inteligentes, observando también la influencia de variables como las personalidades de los usuarios, la angustia psicológica, el apoyo social y condiciones de vida social residencial en esta adicción”, explica Alberto Urueña, del Grupo de Organización, Administración de Empresas y Estadística de la ETSI Industriales de la UPM y uno de los autores de este estudio.

Sin embargo, pese a que la presión social digital se constituye como factor de riesgo independiente de otros elementos analizados, no sucede lo mismo con un factor que sí ha demostrado ejercer una importante influencia en el riesgo de desarrollo de una adicción al smartphone: el nivel de desorden o desestructuración social del barrio en el que se vive.

“Nuestros resultados indican que cuando se vive en un barrio con altos niveles de desorden social hay también mayores niveles de Presión Social Digital. Es algo que ya habíamos constatado en estudios previos sobre las  condiciones sociales residenciales y la adicción a los teléfonos inteligentes en los que anticipamos que podría haber un potencial empírico positivo entre desorden social y SDP: el contexto comunitario aumenta el potencial de situaciones estresantes para los residentes”, asegura el investigador de la UPM.



Últimas Noticias