Actualidad | Noticias | 13 SEP 2016

Samsung y el Ministerio de Educación presentan un estudio sobre el impacto de la tecnología en el aprendizaje

La investigación está basada en la aplicación del proyecto Samsung Smart School en 29 centros educativos de toda España
Samsung y el Ministerio de Educación

Samsung y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), en el marco del proyecto desarrollado en colaboración con las comunidades y ciudades autónomas, han presentado hoy en el Instituto Cervantes el estudio de investigación “El impacto de la tecnología en el aprendizaje”, basado en la aplicación del proyecto Samsung Smart School en 29 centros de Educación Primaria de toda España durante el curso 2015-2016. La investigación constata la influencia que ejercen las TIC en el aprendizaje de los alumnos, especialmente en cuanto a la motivación, atención y actitud, así como en el desarrollo de las competencias específicas y transversales.

 

El estudio “El impacto de la tecnología en el aprendizaje” ha sido realizado por Mar Camacho, doctora en Tecnología Educativa y especialista en la aplicación del Mobile Learning y las tecnologías emergentes como herramientas de aprendizaje. La investigación está basada en el seguimiento del programa Samsung Smart School durante el curso 2015-2016, con el objetivo de analizar el impacto de este proyecto de transformación digital de las aulas en el rendimiento académico de los alumnos, especialmente en el desarrollo de las competencias comunicativas y lingüísticas, las competencias digitales y la capacidad para “aprender a aprender”. Asimismo, el estudio reúne una serie de recomendaciones prácticas dirigidas a los diferentes agentes educativos para el impulso del aprendizaje digital. Para la investigación, se realizó un seguimiento mediante visitas in situ, entrevistas telefónicas y focus group a padres, alumnos y profesores del programa.

Las tablets fomentan la iniciativa, la creatividad y la autonomía en el aprendizaje

Entre las principales conclusiones del estudio destacan:

  • Las tablets como elemento precursor del cambio educativo. Alumnos y docentes escriben semanalmente en sus tablets, trabajan con apps, buscan información en Internet o colaboran con sus compañeros, acciones propias de una alfabetización digital. 
  • Metodologías activas y estrategias didácticas colaborativas. Mediante el programa Samsung Smart School, se han introducido las tablets en todas las asignaturas del currículum, desde Matemáticas, Ciencias o Lengua a Plástica, Educación Física o Música, y para una gran variedad de actividades y estrategias didácticas, como la búsqueda de información, la resolución de problemas y los proyectos colaborativos. Las actividades más valoradas por los estudiantes son las que resultan dinámicas, interactivas e interdisciplinares, como la utilización de las tablets en las salidas al campo (para preparar los itinerarios, buscar información histórica o hacer fotos) o en actividades audiovisuales como grabarse en vídeo, realizar entrevistas de audio o crear audiolibros en inglés.
  • El impacto en el aprendizaje y en el desarrollo de competencias. En el programa Samsung Smart School se han obtenido evidencias de un impacto en el aprendizaje de los alumnos, en cuanto a la motivación, atención y actitud de los alumnos; el desarrollo de las competencias clave de los alumnos, como el sentido de la iniciativa, la capacidad para aprender, la competencia digital, y otras capacidades esenciales para el alumnado como el trabajo en equipo o la creatividad.
  • Hacia un aprendizaje inclusivo, flexible y profundo. La integración de las tablets en las aulas ha favorecido la individualización del aprendizaje, respetando los propios ritmos de los alumnos y facilitando la colaboración. Resulta muy destacable el valor de las tablets en la atención a la diversidad y las necesidades educativas especiales.

Tareas pendientes y retos futuros. El aprendizaje activo, por proyectos, o creando productos grupales como resultado de su aprendizaje son aspectos incompatibles con sistemas de evaluación tradicional. Es necesario que la evaluación de los alumnos se base en los productos que elaboran y las competencias que trabajan y desarrollan durante el proceso de aprendizaje. Por otro lado, la falta de cobertura y conectividad a Internet, los problemas técnicos puntuales o las carencias formativas en ciertos aspectos por parte del profesorado fueron mencionados como aspectos en los que seguir trabajando en el futuro. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información