Actualidad | Artículos | 15 OCT 2019

Los intermediarios no tienen que desaparecer, necesitan generar confianza

Resulta bastante difícil imaginar un mundo donde todo el mundo es productor, ya sea de contenidos, de bienes, de productos, y tratamos directamente con el consumidor.
ecommerce
Marlon Molina

La Transformación Digital ha dejado en evidencia el enorme poder del usuario y el consumidor. Principalmente porque hubo una época en donde como consumidores teníamos que conformarnos con lo que había, y hoy podemos elegir, y la elección puede estar a miles de kilómetros de distancia, y no nos importa, nuestros euros son muy nuestros y se los damos a quien queremos. 

Añadido al poder del usuario, hay dos corrientes muy claras entre los analistas en cuanto a intermediarios, unos creen que desaparecerán, y otros creen que deberían ser los primeros en transformarse. Yo soy de los segundos, pero también pienso que si no se transforman entonces el primer grupo tendrá razón.

Un ejemplo es la banca, normalmente son los primeros en invertir y hacer esfuerzos por transformarse, claramente constituyen uno de los mejores ejemplos de intermediación. Usamos la banca para pagar por servicios, y eso es intermediación. Usamos la banca para financiar un bien y eso es intermediación entre los dueños del dinero y el comprador. Quienes han predecido el fin de la banca están en todo su derecho, porque el mal uso de una posición de intermediación lleva inevitablemente a su extinsión. 

Encontré un ejemplo de usuario enfadado con un sistema de intermediación en un vídeo de TedxRíodelaPlata, donde Hernán Casciari explica "cómo matar al hombre en el medio", o sea al intermediario, descarga toda su frustración contra las editoriales basado en su experiencia, y consigue la audiencia de una edición Tedx y más de setecientos mil visualizaciones en Youtube. Casciari no puede más con las editoriales, porque no solo se quedan con una parte muy importante de los ingresos que produce su obra, sino que además sabe que le roban, le mienten. Por esta razón puedo entender su frustración, y las razones por las que quire enseñar al mundo a "eliminar intermediarios".

Con todo y esto, Hernán Casciari hace algo más también propio de la era digital, y es crear un servicio que compita directamente contra aquello que le ha causado tanta frustración. En la misma charla, explica que crea una editorial, o sea ahora se constituye también en intermediario. Paypal nació de la frustración de usuarios de bancos que entendían que era posible hacer las cosas mejor, y no están solos, cada propuesta fintech entiende que pueden hacer las cosas mejor que el banco, y al final se ponen en el medio.

Yo creo que necesitamos intermadiarios. Me resulta bastante difícil imaginar un mundo donde todo el mundo es productor, ya sea de contenidos, de bienes, de productos, y tratamos directamente con el consumidor. Para mis colegas informáticos, esto sería una relación de muchos a muchos entre dos tablas en una base de datos, necesitamos resolverla con una entidad intermedia. 

En la educación de mis hijas intermedia un colegio y una universidad. En mis asuntos legales un abogado, porque al final me representa mejor de lo que yo puedo hacerlo para un caso dado.

Lo que Hernán Casciari evidencia magistralmente, en realidad es el abuso de un modelo de negocio, y la mentira, situaciones en las que ningún sector económico está vacunado. Por esta razón es que Casciari se propone a sí mismo como entidad de confianza, crea una editorial que sí dice la verdad, o eso dice él, ironizo porque no tengo ninguna duda, pero es que los mentirosos tampoco advierten que están diciendo mentiras. No hay rótulos que adviertan que alguien está mintiendo... bueno no existían. 

Los humanos desconfían de los humanos, y hacen bien. Tampoco es que las máquinas hayan sido programadas para decir la verdad, pero en los últimos años la tecnología Blockchain se ha eregido en defensa de la verdad y debido a su arquitectura es posible acabar con las mentiras. 

Los intermediarios son necesarios, dudo mucho que se pueden eliminar sin importar la frustración que nos causen, y mejor aún, pueden dar un paso adelante y proponerse a sí mismos como terceros de confianza, gracias a tecnologías como Blockchain, todos vamos a poder validar sin ningún tipo de duda si dice o no la verdad. 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios