Logo Computerworld University

La excelencia de la profesión TI

Escudo Computerworld University

La pandemia dispara la demanda de sensores de CO2

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid está implantando 400 medidores de CO2 para medir la calidad del aire en las aulas

sensor CO2

La pandemia ha obligado a muchos negocios a adquirir equipos que no habían presupuestado ni imaginaban que algún día iban a adquirir, pero lo que es más complejo es que muchos dispositivos son nuevos y se han creado tan rápido como ha sido posible para responder a las circunstancias, hecho que se repite con cualquier crisis, nueva reglamentación, o ante catástrofes.

Alex Bryszkowski, fundador de  Redexia explica que “centros de trabajo, universidades y escuelas, negocios de restauración y hostelería, entre otros, generan cientos de llamadas adquiriendo sensores de CO2 para instalar en sus locales y oficinas”. Explica Bryszkowski que la pandemia ha disparado la demanda de estos sensores, especialmente desde que la Unión Europea ha liberado fondos para facilitar su instalación, “como consecuencia de esto, el mercado se está tensionado a un nivel similar al sufrido durante la primera ola de la pandemia con el material sanitario, aunque su suministro aún no corre peligro a pesar de la alta demanda”.

Esto ha sido posible a partir de la publicación hace unos meses de diversos estudios, algunos de ellos coincidiendo con el inicio del curso escolar, y que demostraban que una correcta ventilación en espacios cerrados reduce los contagios de la COVID-19 alrededor de un 95%, y uno de los indicadores más fiables para saber si se está ventilando correctamente lo proporcionan los sensores de CO2.

Un medidor de CO2 incorpora un componente que, a través de infrarrojos, es capaz de medir de forma eficiente el nivel de CO2 del local. Es capaz de calibrarse de forma automática para mostrar estos niveles de forma correcta. Los datos se registran y centralizan para generar alarmas y reportes que permiten a los responsables del local tomar decisiones respecto a su ventilación.

Los centros de enseñanza han sido los grandes protagonistas de los últimos meses por las circunstancias especiales que viven en el contexto de la pandemia. La ventilación en este ámbito es de vital importancia, y hay centros que han apostado por la tecnología para garantizar la mayor seguridad posible a docentes y alumnos.

La Universidad Rey Juan Carlos de Madrid está implantando 400 medidores de CO2 para medir la calidad del aire en las aulas. El despliegue comenzó en mayo con la firma de un convenio a través de la Catedra E2 y en colaboración con la empresa Alai Secure. A través de una solución de telemetría, la URJC podrá monitorizar en tiempo real el estado de todos los sensores desplegados, su ubicación y su correcto funcionamiento, así como los niveles y la calidad del aire, temperatura ambiente, humedad relativa, presión atmosférica, luz ambiente, TVOC (compuestos orgánicos volátiles totales) y CO2, en cada momento, en cada una de las aulas, permitiendo, a su vez, optimizar el funcionamiento de los sistemas de control existentes en la Universidad y facilitar la toma de decisiones.



Últimas Noticias