Logo Computerworld University

El lenguaje de la tecnología

Escudo Computerworld University

Nuevo diseño para los espacios de educación

El nuevo modelo dice adiós a las aulas estáticas que sitúan la mesa del profesor como centro de atención

Ejemplo de diseño de espacios adaptados para la educación
Ejemplo de diseño de espacios adaptados para la educación

El colegio, la universidad, el instituto, el aula, han dejado de ser conceptos estáticos para convertirse en espacios para el desarrollo del talento. La digitalización, los nuevos modelos de enseñanza y aprendizaje, en los que prima la experiencia, y el nuevo papel de los espacios serán algunas de las claves de esta “vuelta al curso”.

Según Actiu, empresa española de diseño y fabricación de soluciones de mobiliario para espacios de trabajo, educativos y hospitality, el nuevo modelo debe dar respuesta a los actuales retos del mundo profesional y a la empleabilidad y, también, a la manera de entender, vivir y relacionarse de las nuevas generaciones, potenciando su expresividad, su madurez e independencia, y sus capacidades y talentos individuales.

La nueva visión de la educación supone una revolución de metodologías, espacios y tecnología, que exige de un cambio de mentalidad por parte de todos los agentes implicados para fomentar la mejora continua de los centros educativos, la personalización del aprendizaje, y potenciar las competencia digitales y transversales asociadas a los nuevos desarrollos curriculares.

Esta visión refuerza las capacidades personales (soft skills) como el trabajo en equipo, la resiliencia, la adaptabilidad, la gestión del tiempo, la resolución de conflictos, la comunicación, y otros; impulsando el talento individual y enseñando a los jóvenes a buscar su propia identidad, su autonomía, a tomar decisiones propias y a asumir responsabilidades.

El nuevo modelo dice adiós a las aulas estáticas, que sitúan la mesa del profesor como centro de atención, y define el aula como un espacio digital y flexible, reconfigurable, que facilita las diferentes actividades, las experiencias y la participación. En ella, el mobiliario juega un papel fundamental para facilitar el aprendizaje, creando espacios flexibles y polivalentes que impulsan la predisposición al aprendizaje, la comodidad y el bienestar físico y psicológico de alumnos y docentes.

 

Neuro arquitectura en los espacios educativos

La neuroarquitectura mide la respuesta objetiva del ser humano al entorno arquitectónico. Hay lugares que invitan a la calma, otros fomentan la concentración y otros levantan el ánimo. Por el contrario, algunos pueden alterar la sensación de seguridad o generar estrés y ansiedad. Esta nueva ciencia permite determinar, de una forma científica, las directrices de diseño más adecuadas para lograr un efecto concreto y mejorar la vida de las personas en los espacios que usan.

Hasta ahora, la medición de las funciones cognitivas se basaba en autoinformes o desempeño de tareas psicológicas, un sistema incompleto ya que no recoge el componente involuntario del sujeto. Hoy, gracias a la neurociencia, se pueden evaluar los estados cognitivo-emocionales que involucran respuestas psicológicas y fisiológicas.

Así, la correcta iluminación del aula mejora el rendimiento y los resultados académicos de los estudiantes y tiene una influencia positiva en la salud, el bienestar, incluso en cómo duermen, lo que lógicamente tiene una relación directa con su rendimiento.

Del mismo modo, el color del aula condiciona el desempeño de las actividades de los estudiantes. Gracias a la neuroarquitectura, sabemos con certeza que el color puede reducir la fatiga visual, mejorar la orientación, facilitar el comportamiento de cooperación entre los alumnos y potenciar el rendimiento de las funciones cognitivas. Otro tanto ocurre con la forma del aula, especialmente con la altura del techo, que afecta al grado de cooperación entre los alumnos y a la satisfacción del profesor.

De acuerdo con La Guía de la Educación de Actiu, en las aulas de colores fríos se produce mayor activación fisiológica en los sujetos y mejores resultados en las pruebas de atención y memoria. Por su parte, la saturación del color tiene una fuerte incidencia en la memoria de los estudiantes que empeora a medida que aumenta el nivel de saturación. Se ha observado una mejora de la concentración del alumnado con temperaturas del color de la iluminación elevadas (colores fríos). Además, las pruebas de memoria se desempeñan mejor con niveles bajos de iluminación (100lx), mientras que las pruebas de atención requieren niveles más elevados (500lx).

En cuanto a la forma del aula, se observa una reducción significativa en las pruebas de atención con el techo más elevado. Del mismo modo, los resultados de atención y memoria fueron peores en aulas más anchas.

 



Últimas Noticias

La revolución digital en la salud Tecnología Accesible


Registro:

Eventos: