Actualidad | Artículos | 05 FEB 2015

10 características de la transformación digital que no le contaron

Existe una confusión habitual en relacionar la transformación digital de las empresas con su presencia en el buscador de Google
paraguas digital
Luis Lombardero

Hace unos años que se habla de transformación digital, pero aún se mantiene una confusión habitual que consiste en relacionar la transformación digital de las empresas con su presencia en el buscador de Google o en las redes sociales con independencia de su actividad. A continuación presentamos una guía con 10 preguntas y respuestas para arrojar claridad sobre el futuro del trabajo en la Era Digital

 

1. ¿Por qué hablamos de transformación digital? La transformación digital recibe su denominación por el cambio en la naturaleza de productos y servicios de las empresas tradicionales. Se basa fundamentalmente en la hibridación de productos físicos + servicios virtuales o en  la conexión de productos, servicios, cosas y personas de forma inteligente. Cosman Fábrica de Muebles,  de Galicia, hace muebles inteligentes evitando el cableado tradicional. Por medio de la tecnología AnyWire de transmisión de datos por red eléctrica, se consigue minimizar el cableado de los dispositivos integrados y las estanterías son auto-organizativas, entre otras funcionalidades.

 

2. ¿Qué hace posible la transformación digital? A partir de la primera década del actual siglo, las nuevas capacidades de la infraestructura de Internet como red física e inalámbrica permite el despliegue de las potencialidades de las tecnologías emergentes: Cloud Computing, Big Data, Internet de todas las Cosas (IoE), Smart Cities, o Industria 4.0. para transformar digitalmente las empresas. Las tecnologías están ahí, a nuestra disposición, solo falta el talento para aplicarlas.

 

3. ¿Qué empresas se pueden transformar digitalmente? Las empresas que nacen “nativas digitales” no se tienen que transformar. Las que necesitamos que se transformen digitalmente son las empresas tradicionales de servicios e industriales de todos los sectores sin límites. El único límite son las competencias de sus directivos para la innovación y gestión de nuevos modelos de negocio. Un caso que lo demuestra es el sector de la recogida de basuras. Ferrovial, empresa de gestión de infraestructura, ha incorporado a los contenedores un pequeño sensor que indica cuándo están llenos y, por tanto, se deben recoger. Mediante IoE, cada depósito está conectado a una plataforma tecnológica a la que transmite información. Una aplicación de Big Data, analiza los datos y se envían las instrucciones a la flota de camiones para definir la ruta de recogida. Esto se traduce en un mejor y más eficiente servicio a los ciudadanos, con un importante ahorro de costes para la empresa. Un ejemplo de las posibles aplicaciones que dominan las conocidas Smart Cities.

 

4. ¿Por qué se habla de Industria 4.0? Es una de las tecnologías emergentes que pueden reducir las necesidades de tamaño de las industrias, la inversión y los costes, dando lugar a fábricas más inteligentes y más pequeñas. A las aplicaciones de Internet de todas las Cosas (Internet Everything-IoE), Big Data, automatización, robótica e impresión 3D, se las denomina Industria 4.0. Este nuevo concepto fue acuñado por Alemania y permite hacer las fábricas más inteligentes y competitivas. Además, hace posibles nuevos modelos productivos con mayor equilibrio entre los sectores, donde la fabricación esté más cerca de los clientes para permitir fabricar productos más personalizados. Nuevas industrias ya están apareciendo con el concepto de personalizar los productos. Mientras que una gran multinacional sólo puede poner nombres a las latas  de refrescos, en el sector de la alimentación la empresa murciana MuesliMix ofrece a los clientes un simulador web, que permite a los clientes rellenar su bote eligiendo los componentes de cereales y frutas, comprobar las calorías, poner su nombre en el bote y lo recibe en 24 horas en su domicilio.

 

5. ¿Cómo nos afectará la transformación digital? La transformación será mucho más profunda que está suponiendo la economía del conocimiento. Nos afectará a las personas en todo nuestro entorno. En el domicilio podremos conectar y controlar “todas las cosas” y las ciudades se transformarán. Pero también afectará a la gran mayoría de la población activa de los países desarrollados y emergentes. La industria del automóvil ha iniciado la transformación digital de los vehículos, incorporando sensores que ofrecen nuevos servicios digitales relacionados con la seguridad o el confort: conectividad a Internet, manos libres con reconocimiento de voz, contacto directo con el taller en caso de avería, geolocalización en caso de accidente o los radares que indican la cercanía de otros coches si nos salimos del carril. Pronto los automóviles eléctricos serán accesibles. Se están desencadenando  innovaciones también en la forma de fabricar, instalar y gestionar estos nuevos productos y servicios no conocidas hasta la actualidad, por lo que tendremos que cambiar radicalmente nuestras competencias profesionales.

 

6. ¿Se puede competir en la economía digital contra Silicon Valley? Es cierto que Europa ha perdido el tren en buscadores, redes sociales  y en la fabricación de teléfonos inteligentes y en tabletas lo tiene difícil a corto plazo, aunque empresas como la española BQ se están abriendo paso. Las grandes empresas de Silicon Valley tienen muchas ventajas cuando se trata de modelos de negocio que se pueden dirigir de forma centralizada y que suelen ser los ligados a los bienes de información, contenidos digitales, el marketing y la publicidad, donde en algunos casos ya hay situaciones de cuasi-monopolio. Pero entre los años 2000 y el 2012 el PIB industrial se multiplicó por dos. Nuestra oportunidad  está en la transformación de los bienes físicos y en los servicios más industrializados que se pueden transformar con la incorporación de servicios virtuales. Es en los productos y servicios que siguen requiriendo la presencia física para su prestación, donde están las grandes oportunidades de las empresas tradicionales que se suban al tren de la economía digital.

 

7. ¿Cómo cambiarán las empresas? La transformación digital por medio de la hibridación y la conexión de productos, cosas y personas supone la posibilidad de innovación a una escala no imaginada anteriormente y aplicable a todo tipo de productos y servicios. A la vez, las tecnologías facilitan la forma de trabajar en redes abiertas o en ecosistemas creativos, a través de procesos de innovación abierta y colaborativa entre los trabajadores de las empresas, otros organismos de innovación y la participación de personas externas a la empresa.

 

8. ¿Por qué se habla de ecosistemas digitales?  Para el desarrollo de los nuevos productos y servicios y su entrega a los clientes será necesario el desarrollo de ecosistemas digitales en los que participarán diversas empresas especializadas sin relaciones jurídicas, que organizarán la producción de forma descentralizada combinando recursos internos con el trabajo mercantilizado, virtualizado y  distribuido globalmente, con el objetivo de retener a los clientes dentro del ecosistema.

 

9. ¿La economía digital creará empleo? Vamos a ver dos situaciones, se perderá empleo en las empresas tradicionales, y sin ninguna duda, en la medida que las empresas tradicionales se transformen a digitales, tanto el PIB como el empleo se irán a las actividades digitales. Esto significará que muchos de los empleos y profesiones tradicionales sufrirán modificaciones que solo podrán aprovechar las personas que tengan las competencias que se van a requerir. Los titulados universitarios de todas las áreas con conocimientos para hacer que una compañía se transforme en digital serán muy demandados.

 

10. ¿Por qué se dice que la economía digital supone una oportunidad para los jóvenes? Cuantas más competencias duras apoyadas en las materias de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (en inglés STEM) haya en las empresas, mejor les irá en la economía digital. La demografía es la gran aliada de los jóvenes en Europa. El envejecimiento de la población y la jubilación de la generación de los “baby boom” en los próximos años va a dejar un gran número de vacantes en todos los niveles de las empresas. Es una gran oportunidad para los jóvenes con una buena formación y talento.

 
Luis Lombardero

Luis Lombardero

Director del Máster en Dirección de Empresas Digitales de LIDlearning y La Salle. Doctorando en Economía Digital. Madrid, España.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información